ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Por amenazas de Antonio Echevarría García: Periodista se va del país (Nayarit)

Redacción / Realidades de Nayarit

Tepic, Nayarit.- El reconocido periodista nayarita Abisaí Barajas huyó de México tras ser golpeado y amenazado de muerte en Tepic, presuntamente por agentes de la Fiscalía, la mañana del 19 de diciembre del año 2018. Según versiones extraoficiales el comunicador se encuentra a salvo en un país extranjero donde solicitaría protección de acuerdo a protocolos internacionales para periodistas y activistas sociales en riesgo de perder la vida.

Familiares del reportero que durante muchos años ha escrito en las páginas del diario Realidades de Nayarit y colaborado en otros medios de comunicación, relataron a este diario que pese a no encontrarse actualmente  en México, agentes policíacos de la Policía Estatal de Nayarit continúan rondando domicilios de sus hermanas para reprimirlo por denunciar públicamente la agresión de la que fue objeto, por lo que él teme que algo pueda sucederle a alguien de su familia, por lo que hace responsable directamente al Gobernador del Estado, Antonio Echevarría García y al Fiscal General del Estado, Petronilo Díaz Ponce, por lo que pudiera sucederle a algún miembro de su familia.

Como se recordará, el viernes 22 de diciembre del año 2018, el citado periodista realizó una conferencia de prensa para denunciar el acoso, hostigamiento, amenazas y golpes de los que fue víctima por parte de presuntos emisarios del Gobernador Antonio Echevarría García, cuya administración se ha caracterizado por no sólo censurar a la prensa y a quienes piensan distinto a él, sino también por golpear, amedrentar y asesinar periodistas que cuestionan y ponen en entredicho a su desastrozo régimen.

Ha trascendido por fuentes de la Fiscalia General del Estado, que el Gobernador Antonio Echevarría Garcia ha ordenado al Fiscal Petronilo Diaz Ponce fabricarle delitos a los periodistas Servio Tulio Berumen, Enrique Berumen y al propio Abisaí Barajas, con el fin de liberarles órdenes de aprehensión en colaboración con las demás procuradurías y Fiscalias del país, para que, aunque vivan en otra ciudad o estado mexicano, e incluso en el extranjero, sean aprehendidos y traídos a Nayarit para ser exhibidos e internados en la cárcel, a manera de escarmiento, como ya ha sucedido con otros periodistas que critican las acciones de su gobierno.

Otro aspecto delicado del caso es que la Procuraduría General de la República antes PGR, hoy Fiscalia General de la República (FGR), ha dado carpetazo al caso Abisaí Barajas, dejando de lado el interés de la sociedad y de la propia comunidad de escritores y periodistas libres de Nayarit, quienes exigen que el tema sea investigado a fondo y se lleve ante la justicia a los agentes policiacos presuntamente enviados por el Gobernador para silenciar la voz crítica de Abisaí Barajas.

Según la Fiscalía General de la República, en su intento por lavarse las manos “al no hallarse Abisaí Barajas en México, es imposible continuar con las indagatorias”, aceptando en una justificación legaloide que las primeras pesquisas iniciaron 72 horas después de la denuncia hecha ante esa instancia federal por parte del reportero, a quien no se le brindaron las garantías de seguridad y protección (medidas cautelares) las cuales él  solicitó de manera pública y en su denuncia de hechos recibida por la entonces PGR, pero no les fueron concedidas debido a que funcionarios de la PGR (hoy FGR) saldrían de vacaciones con motivo de Navidad.

Al percatarse que podría correr la misma suerte que su colega Alejandro Márquez (asesinado el domingo 2 de diciembre en Tepic tras recibir amenazas de muerte en días previos por poner al descubierto una red de corrupción que imperaba en diversas dependencias del gobierno del estado que se efectuaban con la venia del propio mandatario estatal), Abisaí Barajas abandonó México.

Pues bien, todo apunta a que desde hace más de un año al gobierno estatal en turno comenzó a molestarle la libertad de expresión que ejercía Abisaí Barajas en su famoso y escuchado programa de radio “Capital Noticias Tepic”, el cual se transmitía de lunes a viernes de 7 a 9 de la mañana y espacio donde Abisaí se convirtió en el principal crítico. Diariamente su público radioescucha crecía en la capital del estado y en las regiones norte y sur, teniendo como principales seguidores a destacados miembros de la clase política.

Fue a través del jefe de prensa del gobierno estatal, Arturo Guerrero, como se gestó un jugoso contrato con la estación radiodifusora para que despidiera a Abisaí Barajas, hecho que se consumó sin problema al existir una gran suma de dinero de por medio. Una semana después y de manera inédita en el periodismo local, Abisaí Barajas estaba transmitiendo un programa matutino en redes sociales donde debido a su éxito fue contratado por TV Azteca como corresponsal nacional en Nayarit.

En este último espacio profesional, Abisaí Barajas – quien en el año 2000 fue Premio Estatal de Periodismo en la categoría de reportaje de investigación-, salió al aire en cadena nacional, en múltiples ocasiones reportando la triste y preocupante realidad que vive Nayarit en materia de asesinatos, secuestros y desaparición de personas, principalmente mujeres. Lo que Abisaí Barajas reportaba era un escándalo nacional: un Nayarit sin ley donde los asesinatos y desapariciones no son investigados pues impera la impunidad con el visto bueno de las autoridades.

Esto generó que sobre el multicitado periodista se viniera una pertinaz lluvia de amenazas por parte de la Secretaria de Seguridad Pública, Fiscalía General del Estado y de la propia Secretaría General de Gobierno, para que dejara de evidenciar a nivel nacional lo que se vive en Nayarit a causa de la incapacidad e indiferencia del actual gobernador, quien hasta ahora no pone orden en materia de seguridad pública, pese a que ha sido señalado de incurrir en delitos de lesa humanidad por parte de la asociación civil Uka Nuiwame.

A los pocos meses y al verse en riesgo de ser asesinado, el reportero renunció a a la empresa TV Azteca Nayarit y se fue a vivir a Puerto Vallarta, Jalisco, donde trabajó más de seis meses en el diario Tribuna de la Bahía, como parte del proyecto de expansión en radio y televisión regional denominado CPS Noticias.

Al concluir su contrato con Tribuna de la Bahía el comunicador retornó a Tepic pues tenía la invitación para incorporarse de tiempo completo a reportear para el diario Realidades de Nayarit, sin embargo su regreso a la tierra que lo vio nacer se vio truncado por las veladas amenazas de muerte contra su persona, por lo que tuvo que exiliarse de México en la víspera de Navidad 2018. La entonces PGR no le brindó la protección requerida y esa fue la principal causa de su salida del país.

Desde entonces, lo que de él se sabe es que se encuentra a salvo, lejos del peligros gobierno panista de Antonio Echevarría, que al no lograr privarlo de la vida, ahora pretende fabricarle delitos para ser boletinado ante otras procuradurias y Fiscalias del país y sea traído a suelo nayarita en el primer momento que regrese a suelo mexicano. El periodista Abisaí Barajas cuenta con una trayectoria de más de 20 años en diversos medios de comunicación de Nayarit a través de los cuales ha sido reconocido por la propia sociedad que lo considera un reportero altruista y benefactor de las clases marginadas y desprotegidas de Nayarit.

http://realidadesperiodico.com/2019/02/27/por-amenazas-de-tono-periodista-se-va-del-pais/