Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Asamblea de los pueblos pide se cancelen los megaproyectos (MORELOS)

Mónica González, Morelos.

La Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos (APPM) insistió en la cancelación definitiva de los mega proyectos que afectarán gravemente las tierras y a la gente del estado, sobre todo por las concesiones mineras, las ampliaciones o la construcción de carreteras y el Proyecto Integral Morelos (termoeléctricas, gasoducto y acueducto), así como la defensa del agua, por lo que las acciones de resistencia continuarán.

Saúl Roque Morales, Roberto Robles y Jaime Domínguez, de la APPM, acompañados por el vocero del Frente Amplio Morelense (FAM), Javier Sicilia, anunciaron que en octubre realizarán la cuarta sesión del Congreso de los Pueblos, al mismo tiempo en que se preparan para intercambiar experiencias en el Segundo Encuentro Internacional de las Resistencias, que se llevará a cabo en noviembre en la comunidad de Hueyapan con la participación de más de 15 delegaciones de Centro y Sudamérica.

Dijeron que los mega proyectos promovidos por el actual gobierno están detenidos en su operatividad por la heroica resistencia de los habitantes en las regiones Oriente, Altos y Surponiente de Morelos.

Empero, lamentaron el desalojo con fuerza pública del plantón patriótico de Apatlaco, para dar continuidad a la construcción del acueducto que se robará el agua del río Cuautla, con lo cual pretenden poner a funcionar la termoeléctrica construida en la comunidad de Huexca; por lo que los ejidatarios continuarán en la lucha.

Además, informaron que tanto en la ampliación de la autopista La Pera-Cuautla, como en las siete concesiones mineras que se pretenden construir, no sólo serán afectadas las más de 15 mil hectáreas en los municipios de Miacatlán, Temixco y Cuernavaca, también el patrimonio cultural de la humanidad como es el caso de Xochicalco.

De la misma manera se tendrán daños en la construcción de la autopista Siglo XXI donde se destruirán las tierras más ricas para la agricultura de los municipios de Ayala, Tlaquiltenango, Jojutla y Tlaltizapán, con lo que desaparecerían los vestigios ceremoniales y arqueológicos en este último.

Con todo lo anterior, los representantes de los pueblos anunciaron que seguirán en la lucha y por medio del FAM insistirán en la cancelación definitiva de estos mega proyectos, así como la salida del actual gobierno, a quien responsabilizan de los daños hacia las comunidades y su gente.

http://www.oem.com.mx/elsoldecuernavaca/notas/n4268085.htm