Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Cumple seis años impune asesinato de abogado de ejidatarios rarámuris

La Jornada
Miroslava Breach Velducea

Unos 200 indígenas rarámuris bajaron de comunidades serranas del municipio de Carichí para manifestarse este primero de marzo por sexto año consecutivo, y exigir justicia por el homicidio del abogado Ernesto Rábago Martínez, asesinado en su despacho en 2010, días después de que ganó a ganaderos mestizos un juicio agrario por tierras pertenecientes al ejido Baqueachi.

El presidente del comisariado ejidal, Juan Ramírez, y el cuarto gobernador de la tribu de Baqueachi, Antonio Nicho, indicaron que durante seis años han esperado resultados de las investigaciones sobre el crimen de Ernesto Rábago, activista y defensor de derechos humanos, esposo de la abogada Estela Ángeles Mondragón, quien durante 20 años ha llevado la defensa legal de los rarámuris para recuperar territorio que les fue arrebatado por los ganaderos.

Rábago Martínez fue asesinado de dos balazos el primero de marzo de 2010, cuando se encontraba en su despacho de la zona centro de la capital del estado, días después de que su esposa Ángeles Mondragón consiguió la primera sentencia favorable en más de 30 juicios agrarios contra ganaderos mestizos de Carichí, quienes se apropiaron ilegalmente de más de 12 mil hectáreas de pastizales, propiedad del ejido indígena.

Pese a los años transcurridos, los asesinos de Ernesto Rábago siguen sueltos, dijo Juan Ramírez. Pero también estamos aquí para decirles que la lucha pacífica y jurídica por el territorio tiene buenos y grandes resultados: tenemos en nuestras manos 16 sentencias que hemos recibido del Tribunal Agrario; en ellas se reconoce que los indígenas rarámuris del ejido Baqueachi siempre han sido y son los verdaderos dueños de su territorio, que siempre hemos tenido y muchas veces nos han querido robar, sostuvo el dirigente indígena.

La tribu de Baqueachi, conformada por unos 3 mil 500 hombres, mujeres y niños, tiene 88 años defendiendo sus tierras de las invasiones mestizas. Cuando empezamos con esta lucha nunca pensamos que iban a morir muchos en espera de justicia, dijo Patricio Chávez Gabriel, uno de los líderes de esa comunidad indígena que ha encabezado durante años la defensa del territorio, retirado ahora de cargos comunitarios por motivos de salud.

www.jornada.unam.mx/2016/03/02/estados/032n2est