ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Cancela NL la construcción del acueducto Monterrey VI

La Jornada

Erick Muñiz

Monterrey, NL.

La administración de Jaime Rodríguez, quien tomará protesta como gobernador el 4 de octubre, no emprenderá el proyecto hidráulico Monterrey VI porque carece de recursos, y las empresas involucradas ya están informadas de ello, aseguró Fernando Elizondo, coordinador del área económica del gobierno entrante.

Elizondo indicó que el gobernador electo señaló desde que estaba en campaña que se buscarían alternativas al proyecto con el cual se pretende trasladar agua desde el río Pánuco, en Veracruz, a Nuevo León. Ya que estemos instalados lo haremos saber de manera más formal, comentó.

Vamos a buscar alternativas, porque no hay recursos para una obra de esa magnitud, dijo Elizondo, quien se negó a dar una fecha para la reunión con las empresas, involucradas, entre ellas Ingenieros Civiles Asociados (ICA) y Grupo Higa, propiedad de Juan Armando Hinojosa, señalado por la venta de la llamada casa blanca a la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera.

De acuerdo con la agencia Bloomberg, la notificación se dará a finales de este mes, cuando expira el plazo para que ICA y sus asociados inicien la construcción. Elizondo insistió en que ya se ha informado a los involucrados, y se darán explicaciones más detalladas a quien deba recibirlas.

Monterrey VI es un proyecto impulsado por el gobernador saliente, Rodrigo Medina. Se calculó que costaría 17 mil 700 millones de pesos y fue adjudicado a la empresa Conoisa, filial de ICA, que participa con 37.75 por ciento de la obra.

El objetivo es bombear agua desde el río Pánuco hasta la presa Cerro Prieto, en Linares, Nuevo León, para aumentar en más de 40 por ciento el suministro de agua potable a la zona conurbada de Monterrey durante los próximos 50 años.

Inversión coreana en riesgo

Rodríguez y Elizondo dieron a conocer que el gobierno de Medina no cumplió con obras de infraestructura por más de mil millones de pesos prometidas a la automotriz coreana Kia, lo cual tiene muy preocupados a los empresarios asiáticos.

Además, trascendió que el municipio de Pesquería, donde se asentará la empresa, filial de Hyundai, analiza retirar los incentivos prometidos, entre ellos exención del pago de impuesto predial, del gravamen sobre adquisición de inmuebles y de 50 por ciento del cobro de derechos de construcción por cinco años.

www.jornada.unam.mx/2015/09/15/estados/027n1est?partner=rss