Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Continúan los hundimientos y sismos en zona de extracción minera del semidesierto


Alma Ríos/La Jornada Zacatecas

Ayer fue celebrado el Día de la Madre, pero recuerda Roberto de la Rosa, líder comunitario de Salaverna en el municipio del semidesierto zacatecano de Mazapil, se conmemoró recientemente el pasado 22 de abril asimismo, el Día de la Madre Tierra, “y parece que el ser humano no reflexiona sobre los daños que le estamos haciendo”.

Al respecto abundó, “lo que ahorita parece ser el auge de la Minería o de la economía nacional según Peña Nieto, al rato va a ser el hambre de todo el pueblo porque va a haber hambre, va a haber tierras envenenadas y pues enfermedad por la contaminación que se genere ¿Entonces qué pasa? Nosotros lo que queremos ver son cosas favorables para la gente, no que la perjudiquen”.

Reseñó la ocurrencia de fenómenos sismológicos en el semidesierto zacatecano que han alarmado a los habitantes de las localidades Concha del Oro, Las Huertas, Salaverna, Cedros, Las Mesas, Las Palmas, Charcos y Nuevo Peñasco, ubicadas las dos primeras en el municipio de Concha del Oro, las otras en Mazapil, e inscritas en una amplia zona con presencia de Minería extractiva.

Aseveró que la gente de estas localidades atribuye los sismos al uso de explosivos para la extracción de minerales y la explotación de mantos acuíferos que para la molienda de los mismos se extrae del subsuelo, y dudan de los argumentos de las autoridades que los ubican como “reacomodos de tierra”.
El pasado 23 de diciembre alrededor de las 10 horas, se registró en los municipios Melchor Ocampo, El Salvador, Concepción del Oro y Mazapil, un sismo atípico para esta área, que según
Proteccion Civil del estado tuvo epicentro en Parras, Coahuila, y en versión de la minera Aranzazú Holding, en Mazapil. Ambos comunicados fueron presuntamente sustentados en información del Sistema Sismológico Nacional (SSN). Desde esa ocasión dijo Roberto de la Rosa, se han registrado dos sismos más, el 12 y el 15 de abril pasados.

El primero fue percibido alrededor de las 6 horas, “los reportes vienen del Servicio Sismológico de Saltillo, Coahuila; Zacatecas no checa nada de eso. No tenemos datos de Zacatecas porque no les conviene, eso es lo que yo creo. El otro no se la hora exacta, pero la gente andaba muy alarmada en la comunidad de Mesas porque salieron corriendo de sus casas porque se sintió feo”.

Antes, el 18 de marzo pasado, Roberto de la Rosa dijo haber visitado Las Huertas en el municipio de Concepción del Oro, donde atestiguó la existencia de un hundimiento de tierra del que presuntamente ya tendría conocimiento la Dirección Estatal de Protección Civil, pues habrían acudido desde la capital del estado sus peritos a hacer una evaluación.

En opinión del campesino, quien como líder de su comunidad ha ofrecido resistencia a la empresa Frisco-Tayahua de Carlos Slim, que busca desalojarlos de las tierras en que por generaciones han vivido para ampliar los trabajos de una mina a cielo abierto, el personal de Protección Civil actúa como “empleados de las empresas, dicen que no hay problema que los dueños del terreno hicieron un pozo allí y luego lo rellenaron y ahora se está hundiendo…”.

En Salaverna, ubicada en el municipio de Mazapil, refirió acerca de lo ocurrido apenas el pasado 3 de mayo, hubo un derrumbe al interior de la mina que afortunadamente no tuvo consecuencias.
“Pero sí, acá en Salaverna sí se agravó más la situación porque según se habla, el pozo y las grietas que están alrededor de ese pozo ya se marcaron más”.

Refirió como antecedente ocurrido hace alrededor de tres semanas, la inspección del geólogo Félix Espinoza, quien encabezando a un grupo de sus pares, todos trabajadores de la empresa Frisco-Tayahua, dijeron estaban “marcando lo que se va a hundir”.

Roberto de la Rosa piensa que el objetivo de la visita de los profesionistas era estudiar “de qué manera le pegaban para que se fuera cayendo (…) ya es algo premeditado porque las pegadas que se están haciendo están siendo muy fuertes”.

Comentó luego de señalar que el objetivo es afectar a la comunidad, una que se ha quejado reiteradamente del daño a la estructura de sus hogares evidente con la presencia de grietas en paredes, “habría que ver qué se puede hacer, ya no tenemos nosotros fe ni confianza en ninguna autoridad de aquí de México, no hallamos a donde recurrir porque están aliadas con las empresas”.

Al respecto relató que han acudido a la delegación de la Semarnat en Zacatecas pero su titular Julio César Nava, “dice que él no puede parar las minas…no se trata de que las cierre sino que norme su conducta”.

Dijo que lo que se pide a las autoridades es que pongan atención a cómo se realiza la explotación minera, ¿cómo van a acabar con la cuenca? No es posible que una cuenta que tiene millones de años ofreciendo condiciones de vida para el ser humano y el animal en pocos años la quieran devastar”.

“Yo creo que no está bueno jugar con la salud y con la seguridad de la gente de las comunidades que están siendo afectadas por esto, porque ellos están al servicio totalmente de las empresas para darle la razón a ellas y quitarles responsabilidad en todo esto. Qué bueno que haya trabajo pero ¿a costa de qué?

ljz.mx/2015/05/10/continuan-los-hundimientos-y-sismos-en-zona-de-extraccion-minera-del-semidesierto/?doing_wp_cron=1431746225.6394519805908203125000