Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

México hace la campaña a Donald Trump en materia migratoria

El acuerdo con EEUU, motivado por las amenazas de subir los aranceles del presidente estadounidense, ha erigido a México como el muro de Trump frente a la migración. Entre mayo de 2019 y enero de 2020, los cruces a Estados Unidos se han reducido un 74,5%.

La última caravana de migrantes centroamericanos que llegó a México el pasado enero en Zaragoza, Chiapas. / Reuters

Anna Portella, corresponsal/ PÚBLICO

CIUDAD DE MÉXICO. Hace tres años el secretario de Relaciones Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, hacía campaña para sacar el voto latino a las urnas en favor de Hillary Clinton. Hoy, se la hace a Donald Trump. La conferencia de prensa que el secretario dio este miércoles confirma el éxito de la gestión de la Casa Blanca en frenar la llegada de migrantes a la frontera sur del país.

Entre mayo de 2019 y enero de 2020, los cruces a Estados Unidos se han reducido un 74,5%, del pico de 144.116 a 36.200. Es el resultado del acuerdo al que llegaron ambos países en junio de 2019. En él, México se comprometía a frenar el paso de emigrantes, centroamericanos principalmente, hacia el norte a cambio de que Donald Trump no grabara las importaciones con aranceles de entre el 5% y el 20%.

La presentación de las cifras oficiales de los flujos de personas migrantes llega después de semanas de críticas contra la política migratoria meixcana, que detonó la última caravana de centroamericanos, del pasado mes.

La principal, que México se ha convertido en el muro de Trump y que, por tanto, como prometió en la campaña electoral de 2016, ha acabado financiando la barrera. Pero oenegés y organizaciones de la sociedad civil también han levantado la voz para desmentir al gobierno de México.

Ebrard y otros secretarios han repetido que están ofreciendo visas de trabajo a los migrantes para que se queden trabajando en el sur del país, refugio o visas humanitarias; un esfuerzo sin precedentes en el mundo, aseguran.

En el centro de Acayuan se proporciona agua solo una hora al día, según el informe de Médicos Sin Fronteras

“En uno de los mayores centros de detención, el de Acayucan (estado de Veracruz), se proporciona agua solo una hora al día, tiempo que se redujo hasta los 20 minutos durante el pico de hacinamiento vivido en verano de 2019”, afirma el informe de Médicos Sin Fronteras Sin salida, presentado este martes.

La organización habla de “centros de detención” para referirse a las estaciones migratorias donde reciben a los migrantes y tramitan su estatus legal en México. Según el reporte, las estancias ahí pueden durar entre 72 horas y dos meses.

Este martes, Porfirio Muñoz Ledo, diputado de Morena, la formación del Gobierno, denunció maltratos a los inmigrantes y violaciones a los derechos de los niños después de visitar una estación en el estado sureño de Chiapas.

“El Gobierno mexicano no va a permitir violaciones a derechos de los migrantes. Si hay problemas de este tipo de conductas, se sancionarán”, afirmaba el secretario Ebrard preguntado por este aspecto en la conferencia de prensa.

Según los datos del gobierno, más de 800 agentes de migración fueron dados de baja durante estos ocho meses por irregularidades en el desempeño de su trabajo.

“El propósito no es evitar que ellos pidan refugio”, aclaraba el funcionario; “el propósito es reducir el riesgo altísimo que corren las personas que desean migrar cuando lo hacen de manera irregular”, añadió, en un intento de dejar claro que no existe el derecho a la libre circulación sin antes pasar por las oficinas del Instituto Nacional de Migración.

Sin embargo, Médicos Sin Fronteras afirma que hoy conseguir asilo en México es “casi imposible”, a diferencia de lo que sucedía durante los primeros meses de mandato del presidente López Obrador, donde la visas humanitarias eran la regla general y las detenciones, la excepción.

México, víctima de su posición en el mapa
Si México se ha convertido en el agente migratorio de Estados Unidos es por necesidad. Estados Unidos es su primer socio comercial, y este último desbancó a China y Canadá en 2019, al convertirse en el proveedor número uno de los americanos. Una pieza de un automóvil que se ensambla en las manufactureras mexicanas para el consumo estadounidense, puede llegar a cruzar hasta ocho veces la frontera entre ambos países. La llaman economía de exportación de importaciones.

Según la última encuesta de la encuestadora Consulta Mitofsky sobre este tema, el 65,1% de los consultados en México están de acuerdo en que el Gobierno haya endurecido el trato a los inmigrantes para evitar los aranceles de Donald Trump.

“No vamos nosotros a confrontarnos con el gobierno de Estados Unidos”, dejó claro el presidente de México durante la conferencia de prensa “mañanera” de este miércoles.

López Obrador publicó el libro Oye Trump, en 2017, para defender a los migrantes mexicanos en Estados Unidos del discurso de odio de su homólogo estadounidense. En aquel entonces, la política migratoria bajo cuestión era la de Trump. Hoy, es la suya.

https://www.publico.es/internacional/lopez-obrador-mexico-campana-donald-trump-materia-migratoria.html