COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Interpondrán amparos colectivos contra termoeléctrica en Juanacatlán (Jalisco)

Foto: Elizabeth Ríos

Elizabeth Ríos / El Occidental

Porque no ha habido un freno total como se prometió, habitantes de Juanacatlán interpondrán cuatro amparos colectivos, a fin de que se eche para atrás el proyecto de la termoeléctrica “La Charrería”, así como las obras del gasoducto Villa de Reyes-Aguascalientes-Guadalajara.

Este jueves, en conferencia de prensa, habitantes refirieron la urgencia por actuar de todas maneras posibles para generar frenos reales por las vías jurídicas, ya que se corre el riesgo de que la empresa encargada de la termoeléctrica (Fiesterra), se ampare para continuar el proyecto.

Tan solo en diciembre pasado el gobernador, Enrique Alfaro Ramírez anunció la cancelación de este proyecto por no ser viable en materia ambiental.

Sin embargo, habitantes de Juanacatlán exigieron congruencia pues al menos desde el municipio, el cabildo -incluyendo regidores de MC- no han hecho nada por revocar los acuerdos y demás acciones que dieron pie a que la termoeléctrica avanzara.

“Los regidores de MC se negaron a votar la revocación de los acuerdos que se llevaron a cabo en la administración anterior y que dieron pie al avance en las negociaciones del proyecto. No se revocaron los acuerdos sobre la aprobación del Programa de Ordenamiento Ecológico y de Desarrollo Urbano, ni el acuerdo para el cambio de uso de suelo para el gasoducto, el cual se aprobó de manera irregular”, refirió Humberto Castillo, uno de los habitantes de Juanacatlán”.

Si bien dentro del anuncio del Ejecutivo Estatal se dijo que el gasoducto seguía en pie por los avances que llevaba el proyecto, ciudadanos expresaron que existe el mismo riesgo de emisiones en Jalisco -que fue el argumento para frenar la termoeléctrica- por el uso de gas natural para combustión que de todas formas habrá en la zona.

Recordaron que parte de las afectaciones en la zona, con ambos proyectos, se registrarán de manera directa en la calidad del aire, pues habrá una desregularización de los ciclos para los procesos de producción de vida que el territorio todavía se dan, sin contar claro, los daños a la flora y la fauna.

“Los argumentos centrales (para los amparos) son los daños al territorio, al medio ambiente y a la salud de la población que ocasionaría la instalación y funcionamiento de la termoeléctrica; que no existen programas adecuados de ordenamiento territorial que correspondan al grave daño que existe en la región; y que no existió una consulta previa, libre e informada a la comunidad”.

Los amparos acusan o señalan a 19 instituciones, tanto federales como locales, y en ellos exigirán se respete el libre consentimiento del territorio que tienen como comunidad, así como congruencia de las autoridades locales y estatales en torno a frenar la termoeléctrica.

https://www.eloccidental.com.mx/local/interpondran-amparos-colectivos-contra-termoelectrica-en-juanacatlan-4679161.html