ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Plaguicidas principal veneno para el agua de Yucatán

El uso indiscriminado de toda clase de pesticidas, fungicidas y agro químicos usados en todos los cultivos de Yucatán inevitablemente van a parar al manto freático y al agua de los cenotes y ninguna autoridad vigila su uso regulado, denuncian investigadoes.

Rebeca González / La Verdad

“Si la contaminación de residuos fecales por la producción industrial de cerdos y aves que se da en Yucatán ya es grave, comparado con la contaminación de plaguicidas, la de las granjas es “cosa de niños”, advirtieron Humberto Reyes Montiel, ingeniero químico y José Luis Rivera Paz, sociólogo, ambos egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Para tener una idea del uso indiscriminado de los plaguicidas organoclorados, mismos que en otros puntos del país y del mundo ya no se utilizan por sus potenciales consecuencias adversas, los investigadores señalaron que en la Península de Yucatán en los últimos 20 años, es decir a partir de 1990, cuando se utilizaban 600 toneladas de agroquímicos aumentó exponencialmente la cantidad de pesticidas echados a los cultivos, al ser utilizadas 5 mil toneladas aplicadas cada año.

“Esto significa que en dos décadas se aplican casi 10 veces más en las mismas superficies”, dijeron.

Lo anterior de acuerdo con el estudio realizado por Irma Gómez González del colectivo “Ma. OGM”, en siete municipios del estado de Yucatán y Campeche, donde se documenta este aumento descontrolado en el uso de agroquímicos.

PRÁCTICA COMÚN

Esta práctica, ya provoca notables daños en la fauna silvestre, en el agua de los cenotes, en la tierras de Yucatán que es altamente absorbente, en los propios cultivos, en la producción de miel y en las colonias de abejas.


Pero a esto se agrega algo todavía más grave: las afectaciones a la salud de los yucatecos, pues en sus trabajos de investigación ambos profesionistas aseguran haber detectado cientos de casos de personas enfermas con cáncer de piel, de mama, de matriz, y hasta casos en los que se hallaron rastros cancerígenos en la leche materna de mujeres que estaban amamantando.

“Todos los estudios de campo y laboratorios que se hicieron así como cuatro investigaciones por un equipo multidisciplinario, han sido entregadas a las autoridades municipales, estatales y federales; como ciudadanos hemos cumplido, pero las autoridades de Yucatán han demostrado una actitud completamente omisa”, dijeron.

MAYOR USO

Por su parte la investigadora también de la (UNAM), Guadalupe Ponce Vélez, advirtió que a nivel nacional las entidades que registran un mayor uso en plaguicidas son Yucatán, Campeche, Chiapas, Tabasco, Veracruz, Puebla, Tamaulipas, Morelos, Nayarit, Sonora, Sinaloa y Estado de México.

Las concentraciones que se han detectado son hasta ocho mil veces más altas que las permitidas por las normas.

FENÓMENO GLOBAL

Uno de los primeros plaguicidas utilizados en la agricultura para en el control de vectores que transmiten enfermedades, fueron los plaguicidas organoclorados. Estos compuestos son hidrocarburos cíclicos aromáticos de origen sintético que contienen cloro.


Entre estos figuran el DDT (diclorodifeniltricloretano), el HCB (hexaclorobenceno), el HCH (hexaclorociclohexano), el heptacloro, el lindano y el dieldrín, entre otras sustancias usadas bajo nombres comerciales que se entregan incluso a través de “paquetes tecnológicos” y “apoyos a la producción agrícola”, por las propias dependencias gubernamentales.

En el estudio “Plaguicidas Organoclorados: contaminantes persistentes en cenotes de Yucatán”, realizado por un grupo de docentes de la UADY, se afirma que las características del suelo de Yucatán (kárstico) permiten que estos componentes químicos contaminantes se infiltren y lleguen a los cuerpos de agua (cenotes) afectando a la vida acuática.

CENOTES

En su investigación los docentes de la Uady, documentaron la presencia de estos compuestos en nueve cuerpos de agua ubicados en el anillo de cenotes de Yucatán.

Los resultados del análisis a las muestras de agua, revelaron la presencia de ocho compuestos organoclorados: Aldrin, Clordano, HCH, Endosulfan, Endrin, Heptacloro, Metoxicloro, DDT, con una concentración elevada (2,355.58 ng/l).

Debido a que los cenotes están conectados al manto freático con la superficie, los contaminantes de las diversas actividades humanas son capaces de llegar a estos ecosistemas a través del escurrido superficial o de la infiltración producida por arrastre con el agua de las lluvias.

Esta infiltración se debe a que las condiciones muy particulares del suelo de la región, el cual se encuentra formado principalmente por roca caliza altamente permeable y abundantemente fracturada.

DENUNCIAS

“Estamos en la fase de denuncia tras haber recolectado toda la información relacionada con la contaminación del agua en Yucatán”, recalcaron los investigadores Reyes Montiel y Rivera Paz.

Con todas las pruebas ya hemos denunciado a la Semarnat y una decena de dependencias más entre estas la Secretaria de Desarrollo Sustentable de Yucatán por no atender el grave problema de la contaminación de los mantos de agua de Yucatán de los que depende la totalidad de los habitantes por tratarse de la única fuente de agua para consumo y uso humano.

Pero también estamos dispuestos a pasar de esta fase, a la de irnos a la Cámara de Diputados y luego al Poder Judicial, hasta lograr que las autoridades municipales, estatales y federales pongan un alto significativo y real a la contaminación, fecalización y cancerinización del agua, advirtieron.

https://laverdadnoticias.com/yucatan/Plaguicidas-principal-VENENO-para-el-agua-de-Yucatan-20190927-0065.html