Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Morelos no es la excepción: la labor informativa en riesgo

Morelos Tres punto cero

El asesinato de Anabel Flores y de 16 periodistas más en Veracruz, muestra el panorama de la terrible realidad que vive el periodismo en nuestro país. En Morelos, es necesario evidenciar las practicas de abuso de aquellos que ostentan el poder, así como mostrar la realidad que vive el periodismo en nuestro estado.

96% de las desapariciones de periodistas tiene como antecedente temas de corrupción.

(11 de febrero de 2016).- La organización civil Articulo 19 documenta al día de hoy cuatro denuncias en nuestro estado contra servidores públicos y partidos políticos.

Lucía Vergara, oficial del área de comunicación social y contenidos digitales, advirtió que de los casos donde los trabajadores de los medios de comunicación que fueron reportados como asesinados o desaparecidos, previamente sufrieron amenazas por alguna autoridad o grupo delictivo. Sin duda, una situación que debe encender los focos de alerta.

En octubre de 2015, René Pérez, camarógrafo del sitio de noticias “Quien Resulte Responsable” giró una denuncia en contra del diputado priísta Aristeo Rodríguez Barrera por amenazarlo con una arma de fuego. Los hechos se dieron después de que el camarógrafo documentara el momento en el que el diputado Aristeo Rodríguez le pedía el arma de cargo a su escolta para amedrentar a su compañero legislador Francisco Navarrete Conde, esto como parte de un juego entre ambos diputados. Minutos después Rodríguez se acercó al camarógrafo y lo amenazó a punta de pistola, con la finalidad de que las imágenes no se hicieran públicas.

En el mes siguiente a los hechos ocurridos contra Réne Pérez, la Universidad Autónoma del Estado de Morelos  (UAEM), durante el cierre del ciclo “Diálogos políticos por la seguridad ciudadana”, manifestó su apoyo a la red de periodistas del estado.  En dicho ciclo se abordaron y compartieron las experiencias de los periodistas, en torno a la violencia que es perceptible la labor informativa.  La universidad indicó que la red servirá para que —a medida que se vaya articulando y creciendo— los derechos de las personas periodistas encuentren protección, promoción y garantías de reparación y no repetición, cuando existan daños contra sus miembros, además buscará la prevención de los mismos. La UAEM llamó a la necesidad de que dentro de la red existan protocolos de seguridad y de reacción, que conjunto al apoyo de la institución, logren conjugar acciones urgentes de prevención.

En Morelos “supuestamente” existe un Mecanismo de protección para periodistas, que integraban representantes del gremio. Ademas dicho mecanismo estaba compuesto por integrantes del poder ejecutivo y judicial del estado. A mediados de enero de 2016, los periodistas que integraban y representaban al gremio decidieron suspender su participación en el Mecanismo, pues consideraban que no existían las condiciones prácticas, formales y de fondo por parte de las instancias involucradas que garanticen la operación y el funcionamiento adecuado del Mecanismo. Al respecto, Jesús Castillo señaló que “por parte del gobierno hay una simulación, hay un doble discurso, por un lado se presentan a las sesiones del “Mecanismo de protección para periodistas”, pero no se cumple con los acuerdos que se tienen cuando se trata de proteger a compañeros que han sido amenazados”.

Los ahora ex representantes informaron que de 2012 a la fecha, 23 compañeros activaron el Mecanismo, 10 de los cuales sucedieron en 2015 y 16 casos siguen activos y en riesgo. Durante la conferencia de presa, hicieron de dominio público las faltas que los representantes del gobierno incurrieron: se tomaron vídeos de los asistentes sin una previa autorización y posteriormente desaparecieron dicho material. Siguiendo el mismo método, sustrajeron las listas de asistencia y documentos oficiales de las sesiones.

Sin un Mecanismo de protección que funcione de manera precisa y congruente, la seguridad de los periodistas queda totalmente susceptible. Es primordial, la organización y la protección de quienes realizan tan honrosa profesión.

Nota editorial:

El lunes 08 de febrero fue secuestrada de su hogar, en Veracruz, la periodista Anabel Flores por un grupo armado presuntamente uniformado. Al día siguiente su cuerpo fue encontrado sin vida en el estado de Puebla. Anabel Flores forma parte de los 17 comunicadores silenciados adjudicados al gobierno del priísta Javier Duarte.

Morelos no esta exento, todo parece indicar que estamos en la antesala de la total agresión y privación contra los periodistas. El Estado, encargado de proteger y garantizar los derechos más indispensables de cada uno de los ciudadanos, maneja -como se refería Castillo- un doble discurso, una doble personalidad. No es capaz de garantizar el bienestar de quienes ejercen la labor informativa, porque es él mismo quien ataca y censurar a los trabajadores de los medios que buscan (y luchan) por hacer valer el derecho a la libre expresión y de prensa.

La presuntuosa impunidad en la que vivimos actualmente, debe llegar a su fin, no podemos continuar con un gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto, que permita y mantenga impunes a aquellos quienes ostentan de atropellar nuestros derechos. A quién recurriremos para buscar nuestra protección, si aquellos que deberían de brindarla son los mismos que accionan sus armas en contra de la libertad.

morelos30.com/morelos-no-es-la-excepcion-la-labor-informativa-en-riesgo/