Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Reiteran pueblos rechazo a la termoeléctrica

La Jornada/ Morelos

Reiteran rechazo al PIM, incluye las dos plantas, gasoducto y acueducto
Somos nosotros los que tenemos que hacernos cargo de construir nuevas realidades: rector
Las afectaciones tienen que ver con el medio ambiente, pero también con el patrimonio cultural

HUEXCA. A medio kilómetro de la primera de dos termoeléctricas de ciclo combinado que pretende instalar la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se reunieron los 30 delegados del Congreso de Pueblos de Morelos, quienes reiteraron su rechazo al Proyecto Integral Morelos (PIM), que incluye además de las plantas, un gasoducto y un acueducto.
Provenientes de las cuatro regiones de Morelos, los delegados plantearon las bases de un plan de acción que incluye, además de la lucha jurídica, acciones de resistencia civil que van desde una serie de movilizaciones contra el Congreso del Estado y el gobierno del estado en próximas fechas a la realización de un tribunal popular para juzgar a los responsables de la destrucción del hábitat, de la cultura, de la sociedad y de la tranquilidad de los pueblos.
Inaugurado por el rector de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Jesús Alejandro Vera Jiménez, impulsor principalísimo de este esfuerzo de articulación, porque “tengo la firme convicción, por experiencia propia, de que en la medida en que los estudiantes y los académicos, los universitarios en general, se den la oportunidad de estar cerca de los pueblos, de estar cerca de la gente que hoy más sufre las injusticias del capitalismo salvaje, llámense víctimas o pertenezcan a la categoría de pobres, en esa medida se van a recrear como personas y como profesionistas en verdad comprometidos en la construcción de un Morelos con paz, de un Morelos con justicia verdadera, de un Morelos incluyente”.
Al asegurar que desde abajo y con la gente de los pueblos se construirá un movimiento que recupere para beneficio de la sociedad, lo que les han expropiado y lo que les quieren expropiar los poderosos, Vera Jiménez, agregó que una consecuencia directa de la escandalosa desigualdad que se vive en México y en Morelos, es la concentración del poder económico y del poder político.
Acompañado de Javier Sicilia Zardaín, secretario de Extensión de la UAEM, y de representantes de las regiones de Morelos, Vera Jiménez pidió a los delegados establecer un plan de acción que se imponga un horizonte más allá de las medidas inmediatas. Debe detenerse el PIM, por sus implicaciones sociales, ambientales e incluso culturales, sostuvo.
Realizado en la plaza cívica de la comunidad de Huexca, el rector advirtió a los presentes en el evento: “Son unos cuantos los que tienen todo y somos muchos los que tenemos poco, o no tienen nada. Y de lo que tenemos que hacernos cargo, es que nadie va a transformar por nosotros las estructuras, el sistema, el modelo económico que perpetua y generaliza la desigualdad”.
“Somos nosotros los que tenemos que hacernos cargo de construir nuevas realidades, de conquistar un Morelos de Paz, fraternidad, solidaridad, justicia verdadera y de respeto a la dignidad de las personas; de ahí la importancia de organizarse y movilizarse que no son tareas sencillas, pero que la historia está llena de ejemplos de que un pueblo movilizado, impacta en las conciencias y logra siempre lo que se propone”, acotó.
Hizo un llamado a que no cunda la división de la resistencia. “Uno de los mecanismos que emplean los intereses dominantes, los intereses de los poderosos es castrarnos nuestras capacidades de deliberar, de debatir, de discutir. No tengamos miedo a discutir, a debatir, a deliberar, hablando se extiende la gente y es cierto”, señaló. Pidió entonces construir “un entendimiento que los fortalezca como organización y les ayude a trazar la ruta”.
En tanto, Miguel Ángel Álvarez, Ayudante municipal de la comunidad de Huexca, advirtió que en México hay problemas y Morelos no es la excepción, porque los problemas que padecen son los megaproyectos como las minas, carreteras, termoeléctricas, gasoductos y acueductos que les imponen al no ser consultados por los gobiernos federal y estatal, pero que la población no los quiere, no los pide y mucho menos los necesita, por la destrucción que provocarán al ambiente, al agua, a sus raíces, cultura e identidad.

El plan de acción

Luego de que un grupo de danzantes hiciera un ritual y danza para enmarcar el encuentro de comunidades y pueblos indígenas, y de la inauguración, fue presentado el estado del arte del despojo en Morelos: es el proyecto integral Morelos con sus dos termoeléctricas y el gasoducto, así como el acueducto; pero también son las mineras canadienses que quieren devastar una zona importante donde se encuentra Xochicalco; o es la construcción de la Autopista Siglo XXI, o la ampliación de la autopista en el tramo de La Pera a Cuautla, particularmente a la altura de Tepoztlán.
Las afectaciones tienen que ver con el medio ambiente, pero también con el patrimonio cultural, como la vía Siglo XXI, mismas que destruyó una zona arqueológica en Tlaltizapán, o el libramiento La Pera-Cuautla, que pretende destruir otros vestigios; o las mineras, que afectarían la zona arqueológica de Xochicalco. También tienen que ver con la destrucción del tejido social comunitario, como en la ampliación de la Autopista del Sol.Enseguida hubo dos momentos, uno para el plan de acción y otro para la organización de lo que llamaron Asamblea Permanente de los Pueblos de Morelos, que tendrá encuentro en el Congreso de Pueblos, pero que necesita una organización, así que plantearon una serie de comisiones.
Las acciones incluyen movilizaciones articuladas con pueblos de toda la entidad, y la preparación y realización de un juicio popular contra los principales responsables de la puesta en marcha de los proyectos “desarrollistas”, del despojo de las comunidades y la devastación ambiental en Morelos.
La organización se creó en torno a cuatro ejes: el enlace político, la capacitación y formación para la autonomía comunitaria, la comunicación y la cultura y la consecución de recursos para el apoyo de las acciones de resistencia. Además, la Universidad acompañará los procesos jurídicos contra el despojo de las comunidades, con el objetivo de detener los proyectos, tal como ocurre en Tepoztlán y Apatlaco, en el municipio de Ayala.

www.jornadamorelos.com/site/noticias/politica/reiteran-pueblos-rechazo-la-termoelectrica