Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Exigen sancionar a maquilas por contagio de trabajadores (Tamaulipas)

Gastón Monge Estrada/Primera Hora
20 juunio 2020

Aseguran que tomaron decisiones apresuradas, aplicando medidas de prevención insuficientes; en Tamaulipas van 53 casos en maquiladoras


Las maquilas son un riesgo por la aglomeración de trabajadores. Foto: Primera Hora

Aunque en esta frontera los contagios de obreros por Covid-19 en la industria maquiladora no habían surgido públicamente, la Secretaría de Salud de Tamaulipas cuenta con un reporte de al menos 10 casos con los 8 reportados esta semana en la empresa Teleflex, que cerró sus puertas por varios días, pero se menciona que pueden existir más en el resto de las 34 maquiladoras que operan en esta frontera.

La misma dependencia informa de otros 43 casos positivos en maquiladoras asentadas en los municipios de Matamoros hasta Reynosa, por lo que el Colegio de la Frontera Norte (Colef), recomendó sancionar a las empresas por no proteger adecuadamente a sus trabajadores, y exponerlos a esta enfermedad que en ciudad Juárez ha sembrado pánico entre los 350 mil trabajadores de esta importante industria.

De acuerdo al reporte de la dependencia de salud, de esos 45 casos, 30 correspondían hasta la última semana de mayo a Matamoros, 8 a Reynosa, 4 a Río Bravo, uno a Valle Hermoso y dos a Nuevo Laredo, municipio al que se le agregan los 8 casos reportados esta semana.

Para Cirila Quintero, investigadora en el Colef de Matamoros y especialista en el estudio del movimiento obrero y maquiladoras, el Covid-19 profundizó aún más la separación entre lo económico y lo laboral en una industria que en Tamaulipas había mostrado un crecimiento moderado, pero cuya dinámica productiva fue afectada severamente por la pandemia.

“Por ser un fenómeno que no se esperaba, se tuvieron que tomar decisiones muy apresuradas, y una se dio el 25 de marzo, de que los trabajadores más vulnerables se fueran a sus casas, y luego la del 31 de ese mes, en que se detuvieron las actividades no esenciales”, expuso Quintero.

Estas decisiones tomaron de sorpresa a los responsables de las empresas, y no pudieron llegar a un acuerdo con la Secretaría del Trabajo, por lo que en su afán de no detener la producción, se declararon empresas esenciales, y siguieron trabajando sin las medidas de protección adecuadas.

Al estar estas empresas muy vinculadas con Estados Unidos, la presión de los clientes en cuanto a los productos elaborados era muy fuerte, “lo que hizo que los trabajadores laboraran con mucho estrés y comenzaron a surgir problemas que después derivaron en los contagios, como sucedió en Juárez en donde comenzaron a morir los trabajadores”, expresó.

En ese contexto, dijo la investigadora del Colef, que las maquiladoras cerraron en abril para luego regresar nuevamente, lo que a su juicio fue muy arriesgado porque algunas empresas no implementaron de manera adecuada las medidas de seguridad y sanidad, lo que provocó el brote de casos en Matamoros y ahora en Nuevo Laredo.

http://www.primerahora.com.mx/index.php?n=246769