Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Nos dio de comer y bebíamos el agua del río Metlapanapa: Manuel López Vega (Puebla)

Foto: Erick Guzmán / El Sol de Puebla

Ya liberado, López Vega insiste en la causa; los empresarios reiteran la demanda del drenaje.

Norma Marcial | El Sol de Puebla

Juan Crisóstomo Bonilla.- El río Metlapanapa, no sólo representa el corazón ecológico de Santa María Zacatepec, es también un lugar de buenos recuerdos para la mayoría de los habitantes de esta comunidad del municipio de Juan Crisóstomo Bonilla, porque en décadas pasadas “nos dio de comer”, pues se podía injerir su agua y recolectar chapulines, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad, donde residuos arrojados por una granja porcina y la amenaza de presuntas descargas industriales provenientes del complejo Ciudad Textil, ubicado en la jurisdicción vecina de Huejotzingo, advierten que su arroyo podría adquirir un tono “colorado o azul”.

Además “ver contaminado este río mataría los recuerdos e ilusiones, de quienes alguna vez caminamos en su cauce, pues ahora enfermaría a todos los habitantes de Zacatepec, traería muerte”, expresó Miguel López Vega, activista de la zona y quien platicó con El Sol de Puebla, luego de obtener su libertad, tras permanecer encarcelado por cinco días por los delitos de obstrucción de obra, ataques a las vías de comunicación y a los medios de transporte, al oponerse a este escenario en este recurso natural, el cual atraviesa cinco kilómetros del territorio de esta entidad administrativa.

El opositor comunitario, quien suma una trayectoria de más de una década en el activismo y es miembro del Congreso Nacional Indígena, Consejo Indígena de Gobierno y del Frente de Pueblos Unidos en Defensa de la Tierra y el Agua, asegura que fue el primer preso político de la administración del gobernador Miguel Barbosa Huerta, por levantar la voz en contra del proyecto Ciudad Textil, que comprende el asentamiento de más de 30 empresas en predios de la ex hacienda La Palmilla, en Huejotzingo, y pretende usar el Metlapanapa como fuente de almacenamiento de aguas negras.

No obstante, dijo que pese a su detención y las medidas cautelares que enfrenta por obtener su libertad, seguirá manteniendo su postura de defensa y sus ideales de lucha social, que también es compartida por otros habitantes de Zacatepec, quienes en grupo, mantienen una lucha colectiva desde el 2005 a la fecha, pues primero rechazaron un proyecto ecoturístico, luego se pronunciaron en contra de la realización de una autopista, de la perforación de pozos profundos, de la colocación de torres de alta tensión, de la obra del Gasoducto Morelos y ahora reprueban la contaminación del río.

“No queremos que nuestro río, compita con el Atoyac o con los dos que cruzan Huejotzingo que están muy contaminados y sus aguas ya son coloradas o azules, nosotros pese al miedo que por naturaleza siente el hombre, seguiremos pronunciándonos en contra y exigiendo la cancelación definitiva del proyecto, no solo la temporal”, afirmó.

CIUDAD TEXTIL Y SUS ANTECEDENTES

Frente a la entrada principal de lo que es el polígono industrial Ciudad Textil, el activista, exhibe la primera prueba que justifica sus acciones de rechazo hacia aquellas decisiones gubernamentales enfocadas a la autorización de nuevas firmas, sin antes obligarlas a crear plantas tratadoras de aguas residuales, para evitar la caída de residuos tóxicos en barrancas y ríos de la entidad poblana.

Mientras su silueta se refleja perfectamente en una laguna de aguas contaminadas, que expide una pestilencia acentuada, López Vega sostiene que este mismo escenario le espera al Metlapanapa, si las autoridades continúan apoyando este complejo, el cual apoyan bajo el argumento de que generará más de 6 mil plazas laborales.

Ciudad Textil tiene sus primeros antecedentes en el año 2012, cuando la región de Cholula-Huejotzingo es marcada en el proyecto integral Gasoducto Morelos. Esto deriva el anuncio de la llegada de nuevas inversiones, pero cuatro años después, es cuando empiezan a formalizarse las primeras firmas.

Para el año 2017, el pueblo de Zacatepec se percata de los primeros intentos de contaminación en la zona y se formalizan las primeras intervenciones colectivas de atención hacía el proyecto de industrialización, pues los rumores de ejecutar descargas residuales en territorio de Juan Crisóstomo Bonilla, tomaban más fuerza.

En ese marco, se conoció la intención de ese complejo para enviar aguas negras al río, a través de la edificación de un colector marginal y el tendido de 3.6 kilómetros de red de drenaje, que justamente parte de la entrada de Ciudad Textil y finaliza en un colector instalado a los márgenes del Metlapanapa.

Sin embargo, para los años 2018-2019, se confirma la programación de una obra, por el orden de los 38 millones de pesos a cargo del gobierno del estado para favorecer el rumor referido y en meses pasados es cuando formalmente inician los trabajos a cargo de la Comisión Estatal de Agua y Saneamiento de Puebla.

El pueblo de Zacatepec, al ver la materialización de las acciones de infraestructuras, inicia la defensa correspondiente, remató.

LA DEFENSA SOCIAL QUE DOBLEGÓ AL GOBIERNO DEL ESTADO

En un recorrido por la zona de conflicto, El Sol de Puebla hizo una segunda parada en un tramo colindante al bulevar Aeropuerto, exactamente donde es visible para cualquier automovilista, una hilera de sellos de clausura colocados por parte de autoridades estatales en estructuras de cemento que forman parte de la red de drenaje referida por el activista, como la línea de conducción para realizar las presuntas descargas.

Ahí, Miguel, dio detalles de cómo vivió su detención por los delitos de obstrucción de obra, ataques a las vías de comunicación y a los medios de transporte, su trato al interior del penal San Miguel y su opinión sobre el actuar del gobierno del estado, respecto a su caso.

“El viernes 24 de enero del 2020, ciertamente fuimos a dejar unos documentos, una acta de una asamblea que se había llevado en la comunidad de Zacatepec, donde por usos y costumbres, elegimos a nuestro alcalde, suplente, aguacil mayor y aguacil menor, al topil y a dos fiscalas, y llevamos a Gobernación y al municipio de Juan Crisóstomo Bonilla, esta información para pedirles que respetaran nuestra autonomía, pero ya saliendo de Gobernación, ahí fue donde soy detenido, me muestran la orden, me llevan a la Fiscalía y luego a la Casa de Justicia de Tlaxcalancingo y de ahí me trasladan, por cuestiones raras al Cereso de San Miguel, en Puebla, y pues llegando, como sucede en las novatadas, pues me dieron la bienvenida, y me ingresaron a una celda donde había decenas de personas, pues me colocaron en una donde estábamos más de 30, lugar donde no se puede dormir, ni hacer del baño, y pues eso es algo no deseado para nadie”, externó.

Compartió que, en ese momento, fue cuando tuvo una reflexión, en el sentido de que los empresarios, los verdaderos delincuentes o políticos no viven el momento que él vivía, pues a la cárcel “no entran señores de saco, pese a que contaminan la tierra”.

No obstante, sostuvo que su ánimo se fortaleció cuando vio el compañerismo de organizaciones para exigir su liberación porque era el primer preso político de la actual administración estatal.

¿El gobierno del mandatario Miguel Barbosa, es represor?, le preguntó esta casa editora, a lo que el activista contestó “en su política de gobierno, lo que está haciendo es intimidar a las personas que luchan, es decir a los luchadores sociales, vemos que miente, Miguel Barbosa es mentiroso, miente cuando dice que se forman lagunas pluviales, cuando nosotros ya vimos que son de aguas industriales, también acusó al exsecretario de gobernación Manzanilla Prieto (Fernando) y a un diputado por decir que no existen los usos y costumbres en este pueblo”.

Aunó que, políticamente hablando, en la República Mexicana cambió el color, pero no los proyectos de muerte siguen.

¿Doblegaron al gobierno del estado?, fue otro cuestionamiento lanzado a Miguel, a lo que dijo “claro que sí, imagínate retroceder algo que había dicho, él (gobernador) dijo que el proyecto, porque en éste, también tuvieron injerencia otros gobiernos estatales, como en su momento fue el de Rafael Moreno Valle y Gali (Antonio)”.

TRABAJARÁN POR LIMPIAR EL METLAPANAPA

En el último punto del recorrido, que fue el río Metlapanapa, Miguel López Vega, habló de sus recuerdos que le brotan cuando ve este recurso y uno de ellos lo remonta a su niñez, específicamente cuando caminaba descalzo en su arena mojada y experimentaba una de las sensaciones más placenteras de su vida.

“El río nos daba de comer”, por eso seguiré defendiendo su conservación y rechazaré su contaminación a causa de un proyecto industrial, y el pueblo de Zacatepec trabajará para recuperar este espacio federal, el cual debe estar limpio y con árboles en sus laderas, porque es el corazón ecológico de esta localidad.

https://www.elsoldepuebla.com.mx/local/estado/temen-que-el-metlapanapa-termine-como-el-rio-atoyac-juan-c-bonilla-ciudad-textil-huejotzingo-miguel-lopez-vega-frente-de-pueblos-unidos-en-defensa-de-la-tierra-y-el-agua-miguel-barbosa-huerta-preso-politico-gasoducto-morelos-puebla-4788175.html