Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

RINDE MUJER CONTEMPORÁNEA SU INFORME ANUAL EN AGUASCALIENTES

Claudia Rodríguez Loera/La Jornada Aguascalientes
4 enero 2020

Modelo Puerta Violeta ahora pretenden imponerlo para los Centros de Atención Externa
Por falta de personal disminuyó el número de atenciones en 49.23%
En el refugio se atendieron a 127 personas de 47 familias

Luego de que el 2019 fue un año difícil para Mujer Contemporánea debido a los ajustes que tuvieron que enfrentar con la llegada del nuevo Gobierno, que trajo como primera noticia la posible desaparición del presupuesto ya etiquetado para los refugios, lo cual finalmente no sucedió pero si trajo como consecuencia una serie de trastornos a todas las organizaciones civiles que contaban con un centro de protección para mujeres violentadas, que en ese momento ya tenían calculado el presupuesto de ese año.

La directora de la Mujer Contemporánea, Roxana D’Escobar López Arellano, recordó que dado el escenario en el inicio del 2019, los refugios a nivel nacional iniciaron una campaña en medios de comunicación locales, nacionales e internacionales que de inmediato dio frutos, unos días más tarde salió un nuevo comunicado de la Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) en donde se manifestaba que el presupuesto existía y estaba etiquetado para los refugios y sus centros de atención externa, pero que habrían de cambiar algunos “términos y condiciones” para poder acceder a él. “Si bien por un lado siempre supimos que esos fondos no podrían ser transferibles a ningún otro rubro, quedó la incertidumbre ante la sospecha de las condiciones que nos serían impuestas…así iniciaron varias reuniones con la Secretaría de Gobernación, INMujeres, Secretaría de Bienestar Social, Red Nacional de Refugios, Cámara de Diputados, Cámara de Senadores, entre otros”.

Por ahora, recibieron ya la información de que existe un presupuesto etiquetado para este año con un aumento del seis por ciento, aunque esto no garantiza que la asociación vaya a recibir lo que habrán de solicitar para este 2020 luego de responder a la convocatoria que esperan salga en este mes de enero.

“La confianza fue fracturada. El modelo de Puerta Violeta que trataron de imponernos para los refugios sigue latente para los Centros de Atención Externa, si bien el año anterior logramos que no nos fueran impuestas, suponemos que este año deberemos de retomar esa lucha”, externó la activista.

ATENCIÓN EN EL REFUGIO Y EL CAE
D’Escobar López Arellano informó que, en el caso del refugio, pues la asociación cuenta además con el Centro de Atención Externa (CAE), durante este año cobijó a 127 personas entre mujeres, niñas y niños haciendo un total de 47 familias.

Detalló que las principales causas del ingreso a refugio han sido el crimen organizado, lazos con el narcotráfico, consumo de drogas y alcohol, intentos de homicidio y de suicidio. Otras variables fueron la pobreza extrema, la falta de oportunidades laboralmente hablando para las mujeres, al ser también factor de riesgo, al igual que la apología que hacen algunos medios de la violencia y el morbo con el que presentan vidas y casos, que solo coadyuva a la naturalización de esta, subrayó.

Las edades de las mujeres que llegaron al refugio fluctuaron entre 17 y 58 años, siendo este año atendidas solo una joven menor de 18 años, pues el 20 por ciento de las usuarias más jóvenes tienen entre los 18 y 22 años: “Las familias que fueron atendidas encontraron seguridad, confidencialidad, alojamiento, alimentación, atención médica especializada, medicamentos, atención psicológica y gestiones jurídicas y de trabajo social. La meta establecida para este año fue cumplida”, expuso.

El 100% de las mujeres refugiadas recibió atención psicológica individual, grupal y en crisis cuando fue necesario, al igual que las y los menores y adolescentes que estuvieron dentro del refugio. También asistieron a talleres de desarrollo personal, de capacitación para el trabajo, participaron en un proyecto teatral. En cuanto a la atención jurídica todas las usuarias del refugio recibieron asesoría legal, así como talleres relacionados estos asuntos; 51 usuarias ingresaron a refugio con trámites previos por fiscalía o del Centro de Justicia para las Mujeres, a 22 se les realizaron trámites legales por la Asociación.

En el Centro de Atención Externa las cosas fueron muy diferentes, con el recorte presupuestal que sufrieron en el 2019, tuvieron que dejar de laborar dos abogadas, un psicólogo y una psicóloga, una trabajadora social y un chofer, con ello el índice de atención al público en general bajó considerablemente.

Aun así, trabajo social apertura 765 expedientes que equivale al número de personas atendidas de primera vez, mas 257 menores de primera vez, logrando dar dos mil 995 atenciones a igual número de personas. El conjunto de servicios jurídico, psicología y trabajo social fue de 16 mil 826 atenciones, casi la mitad de lo otorgado el año anterior, pues con el personal completo se dieron 34 mil 179 atenciones a mujeres, niñas, niños y adolescentes, el promedio a la baja fue de un 49.23 por ciento.

“Los fondos que nos fueron otorgados para ese año se ejercieron en tiempo y forma, aunque cabe señalar que la última parte de las ministraciones correspondientes para este año nos llegó el 31 de diciembre a las 8:00 horas, para ejercerse en su totalidad ese mismo día en que la cuenta debe de aparecer en ceros, de lo contrario se habría de retribuir el dinero no ejercido”, explicó D’Escobar López.

https://www.lja.mx/2020/01/rinde-mujer-contemporanea-su-informe-anual-en-aguascalientes/