Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

EN VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES, EL AVANCE EN AGUASCALIENTES SÓLO HA SIDO RECONOCER QUE ES UN PROBLEMA GRAVE

Clauida Rodríguez Loera/La Jornada Aguascalientes
25 noviembre 2019

Gobiernos siguen sin tomar en serio el trabajo para abatir el problema
Atención a mujeres violentadas debe ser las 24 horas, los 365 días del año

Hay ausencia de una verdadera voluntad política para erradicar la violencia hacia las mujeres, pues no se destinan ni los presupuestos ni el suficiente personal capacitado para disminuir las cifras ni en el país ni en el ámbito estatal; además, no existen indicadores para conocer la calidad de los servicios.

La activista e integrante del Centro de Capacitación y Desarrollo Comunitario (Cecadec), Verona Valencia García, quien desde hace más de 30 años trabaja en la defensa de los derechos de las mujeres y la atención de las violencias, manifestó a La Jornada Aguascalientes que el avance más importante hasta ahora ha sido el visibilizar que el problema es realmente grave, lo que además es evidente en las estadísticas del Inegi y las que generan varias organizaciones civiles, y en su caso, es patente a lo largo del trabajo de campo que realiza.

Expuso que a pesar de que en Aguascalientes existe desde hace varios años un Centro de Justicia para las Mujeres, aún no se entiende que el trabajo que se debe realizar es de 24 horas, los 365 días del año, y no de manera tan institucional de lunes a viernes y ocho horas diarias, ya que el servicio puede requerirse en cualquier momento e impide que las mujeres sean atendidas y se salvaguarde su integridad física.

Consideró urgente y necesario una auditoría en las instancias de atención a las mujeres violentadas para evaluar, no el tema de los recursos que le corresponde a las contraloría, sino la eficiencia de los programas a través de sus protocolos, proyectos y la preparación del personal, a fin de que no se conviertan en “elefantes blancos”, sino que brinden una atención de calidad: “Deben haber indicadores de eficiencia, de procesos, indicadores de resultados de cada una de estas instancias; no hay ni uno solo, no hay con qué medir”

Reconoció también como un avance la existencia de un marco legal, aunque aún deja mucho que desear en cuanto a lo institucional y la voluntad política, que tiene que ver con la asignación de recursos para que las mujeres no tengan que vivir ningún tipo de violencia.

Valencia García observó que los fines de semana en los hospitales del sector salud llegan casos de violencia graves cuyas víctimas son mujeres de todas las edades, lo que hace patente la necesidad de servicios de atención las 24 horas: “Necesitamos todavía muchas cosas desde los diferentes niveles de gobierno para que esto funcione, pues el incremento de la violencia hacia las mujeres es cada vez peor y es una realidad que los intentos de feminicidios se están dando”.

Recordó que es común que los gobiernos de Aguascalientes se acerquen a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan con la atención de violencia hacia las mujeres y les soliciten su diagnóstico y posibles soluciones, sabedores que cuentan con un trabajo constante y tienen el pulso del problema de forma cercana; la colaboración se ha dado, pero la respuesta para atender seriamente el problema sigue sin llegar.

Subrayó que si no se conoce realmente el fenómeno, existe la percepción de que se hace mucho para atacar esta situación social, de salud y seguridad pública, dada la existencia de varios entes de atención, aunque aún hay mucho por hacer desde los tres Poderes del estado.

Desde su perspectiva, el Centro de Justicia sigue sin brindar una atención efectiva, pues a la fecha no sea nombrado una titular con conocimiento de la perspectiva de género y que trabaje bajo un protocolo de atención adecuado; de tal manera que deberá ser la misma Fiscalía la que deba evaluar la calidad de los servicios que ahí se brindan para las mujeres.

Son necesarios también ministerios públicos que vayan a los hospitales, a donde llegan mujeres violentadas todos los fines de semana, insistió, pues si bien hay trabajadoras sociales y policías esto no es suficiente, pues es necesario levantar de inmediato las denuncias. Falta además personal capacitado para la atención de las mujeres en la Fiscalía y ministerios públicos que conozcan y estén sensibilizados en el tema.

En el Legislativo, observó que, si bien existe una Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia hacia las Mujeres, operativamente no funcionan una serie de aspectos, al no contar con la obligatoriedad.

https://www.lja.mx/2019/11/en-violencia-hacia-las-mujeres-el-avance-en-aguascalientes-solo-ha-sido-reconocer-que-es-un-problema-grave/