ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Desaparecen siete personas al día en Jalisco

Foto: El Informador

Redacción / El Informador

Hasta el año pasado, el colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Fundej) recibía, cada tercer día, solicitudes de ayuda de personas que buscaban a sus familiares, y en ocasiones tardaban hasta una semana sin que los contactaran, recordó su presidenta, Guadalupe Aguilar. Pero en 2019 eso cambió.

“No pasa un día sin que alguien me pida ayuda. A veces hasta tres personas nos hablan y quieren orientación, quieren cita con la fiscal, quieren adherirse al colectivo. Son muchas cosas las que nos dicen que la violencia no para; al contrario, está aumentando”.

Hasta julio pasado, la Fiscalía estatal recibió casi tres mil denuncias por desaparición de personas, y mil 478 de ellas (la mitad) no habían sido localizadas, lo que da un promedio de siete personas que desaparecen al día. El aumento es de 62% si se compara con 2018, cuando desaparecían 4.3 personas, según la Unidad de Transparencia.

En lo que va de este año, la Fiscalía ha recibido dos mil 997 denuncias por personas desaparecidas, de las cuales mil 375 fueron localizadas con vida y 144 sin vida.

Darwin Franco Migues, investigador de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explicó que el aumento que este año registra Jalisco obedece a causas multifactoriales. “En primer lugar está vinculado al aumento de las actividades delictivas en general, porque la desaparición no es un delito aislado, no está desvinculado de los homicidios, del crimen organizado”.

Y mientras la delincuencia y la violencia aumentan, las estrategias para prevenir la incidencia delictiva son menores. “Como la desaparición es un delito, el Estado debería generar acciones para inhibirlo. Esto, a su vez, generaría que hubiera menos investigaciones sobre desapariciones, y por ende esta problemática pudiera tener una mejor investigación”.

Sin embargo, añadió, no hay noticia de que existan operativos encaminados específicamente a inhibir la desaparición de personas.

Anna Karolina Chimiak, coordinadora de Incidencia del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad), expuso que, cuando la delincuencia se da cuenta de que hay impunidad, comete crímenes una y otra vez. “Contamos sólo con dos sentencias en materia de desaparición en Jalisco. Y justo esta impunidad y la falta de investigaciones serias y exhaustivas mandan un mensaje claro de que se puede desaparecer en Jalisco a una persona sin ningún costo”.

NUMERALIA

Desaparecidos en 2019*

2 mil 997 denuncias por desaparecidos.
2 mil 180 son casos de hombres.
817 investigaciones por mujeres desaparecidas.
Mil 375 personas localizadas con vida.
144 personas localizadas sin vida.
Mil 478 personas sin localizar.

*Enero a julio.

Desaparecidos en 2018

2 mil 058 denuncias por desaparecidos.
Mil 786 son casos de hombres.
272 investigaciones por mujeres desaparecidas.
364 personas localizadas con vida.
106 personas localizadas sin vida.
Mil 588 personas sin localizar.

Fuente: Fiscalía del Estado.

Se triplican las denuncias por desaparición de mujeres

De enero a julio de 2019, las denuncias por desapariciones de mujeres se triplicaron en la Entidad en comparación con las reportadas en 2018, al sumar 817 casos. En todo el año pasado fueron 272, de acuerdo con una respuesta de la Unidad de Transparencia de la Fiscalía del Estado.

“En cuanto a las desapariciones de mujeres, hemos observado con preocupación, comparando con las incidencias de otros estados, que la cifra es bastante elevada”, reconoció Anna Karolina Chimiak, coordinadora de Incidencia del Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo (Cepad).

Recordó que la mayoría de las mujeres que desaparecen es adolescente, cuya edad va desde los 15 hasta los 19 años.

Con base en estos datos, la organización realiza un análisis sobre este delito, con lo que también generan deducciones. Y éstas indican que la principal causa de las desapariciones de mujeres obedece a la trata de personas.

“Sobre todo, Jalisco. Es uno de los estados que más focos rojos tiene de trata de personas, uno en la Zona Metropolitana de Guadalajara, uno en la ribera del Lago de Chapala y el tercero en el municipio de Puerto Vallarta”.

Un ejemplo de este fenómeno en la Entidad ocurrió el 16 de junio de 2016, cuando la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) frustró una subasta de 40 jovencitas menores de edad en Puerto Vallarta.

En esa ocasión, las jovencitas creyeron asistir a una fiesta, pero en la entrada les retenían el celular. Adentro, sujetos las comenzaron a apartar y a ofrecer empresarios y extranjeros. Cuando éstos se enteraron de que llegaban las autoridades, escaparon. Sólo se detuvo a cinco personas ajenas al hecho, expuso Sandra Quiñones, del Colectivo Mujeres de Puerto Vallarta.

Sin embargo, Chimiak apuntó que la responsabilidad de informar sobre las causas es de la Fiscalía del Estado y de la Comisión de Búsqueda, que son las instancias que cuentan con unidades de análisis de contexto, cuyo objetivo es comunicar sobre los patrones y las razones de las desapariciones en la Entidad, así como las víctimas y sus características.

Al informar sobre los segmentos más vulnerables que pueden convertirse en víctimas, se pueden tomar medidas preventivas; sin embargo, esto no ocurre.

Pese a dichas presunciones, desde la pasada administración las autoridades han tratado de justificar que la mayoría de las desapariciones son voluntarias.

Chimiak explicó que con esto se trata de justificar que la víctima no está desaparecida, sino “no localizada”; es decir, que no fue víctima de un delito.

Sin embargo, la propia Ley General en Materia de Desaparición establece que después de las 72 horas, la ausencia se convierte en delito de desaparición. Pese a esto, las autoridades no las clasifican de esa forma.

La impunidad “anima” a los delincuentes a operar

Mientras la delincuencia perciba que existe un gran nivel de impunidad en el delito de desaparición de personas, éste va a seguir aumentando, por lo que las autoridades deben comenzar a actuar para inhibirlo, afirmó Humberto Darwin Franco Migues, académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Entre las acciones en las que deben enfocarse las autoridades están el análisis de contexto, que revelará cuáles son las condiciones, lugares y demás factores que permiten que se cometa este delito.

“Hacer un análisis temático de la información que ya tienen de las investigaciones o las denuncias para que, a partir de ello, puedan generar acciones que inhiban la comisión del delito”.

También deben dejar de ver a la desaparición como un fenómeno aislado del resto de la dinámica delictiva. “Es un delito que, dados los datos que se tienen, es cometido por la delincuencia organizada. No porque los desaparecidos tengan un vínculo, sino por las actividades ilícitas que este cártel o estos cárteles realizan”.

Sin estas acciones será difícil reducir el delito sin importar si destinan más recursos, pues incluso ni con la llegada de la Guardia Nacional éste ha disminuido, lo mismo que el resto de los delitos.

https://www.informador.mx/Desaparecen-siete-personas-al-dia-en-Jalisco-l201909220001.html