ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Los mexicanos que viven con plomo en la sangre (Guerrero)

Al menos un golpe contra los recursos naturales del país cada año desde 1998 por parte de una de las empresas más grande del país.

Grupo México ha atentado 22 veces contra el medio ambiente en los últimos 21 años.

Redacción / AM

México.- Grupo México ha atentado 22 veces contra el medio ambiente en los últimos 21 años. Es decir: al menos un golpe contra los recursos naturales del país cada año desde 1998 por parte de una de las empresas más grande del país.

El incidente más reciente fue el derrame de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés el pasado 14 de julio. Esto colmó la paciencia de los mexicanos y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales lo sabe.

El incidente más reciente fue el derrame de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés el pasado 14 de julio.

Tenemos un marco jurídico que nos permite actuar. Una cosa es que durante los últimos 20 años no se ha actuado de forma contundente, no quiere decir que no tenemos los instrumentos jurídicos”, dijo el subsecretario de Fomento y Normatividad Ambiental de la Semarnat, Julio Trujillo, en la conferencia de prensa que realizaron para informar cómo la dependencia trataría el accidente de Grupo México.

La declaración de Trujillo es un eco de cientos de pobladores que, durante años, han sido envenenados por el mal manejo de desechos del consorcio empresarial presidido por el segundo hombre más rico de México: Germán Larrea.

Uno de los ejemplos más evidentes es el caso de Taxco, Guerrero, un caso que evidencia el peligro de soportar desastres ambientales durante largos periodos. Así lo exhibe una investigación periodística recientemente publicada en la UNAM.

Uno de los ejemplos más evidentes es el caso de Taxco, Guerrero, un caso que evidencia el peligro de soportar desastres ambientales durante largos periodos.

Taxco y un largo suplicio ambiental

La minería en Taxco está paralizada desde hace 12 años por una huelga laboral de la sección 17 del Sindicato de Mineros, gremio que reclama el incumplimiento del contrato colectivo de trabajo. Sin embargo, en ese lapso las bocaminas escupieron agua contaminada de metales pesados que enfermaron a pobladores.

De acuerdo con el expediente PFPA/3.1/2C.26.1/00011-09 de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la dependencia ordenó desde 2010 a Industrial Minera México, subsidiaria de Grupo México que tiene la concesión de las minas de Taxco, resarcir los daños ocasionados por el agua contaminada. Pasaron los años y la empresa inició las obras hasta el 2016.

La minería en Taxco está paralizada desde hace 12 años por una huelga laboral de la sección 17 del Sindicato de Mineros.

En octubre de 2014 se estructuró un programa de trabajo para atender la situación ambiental de Taxco, el cual se presentó en la Subprocuraduría de Verificación Industrial de la PROFEPA. En 2016 inician los trabajos de restauración de las presas de jales y drenaje ácido de mina de la Unidad de Taxco”, indica el documento Trabajos de restauración de presas de jales de Taxco, Guerrero, de la subdirección de Asuntos Ambientales de Industrial Minera México.

Durante ese lapso de siete años, habitantes de las comunidades Dolores, Paintla, El Fraile, Las Joyas y Santa Rosa de Lima usaron mangueras para aprovechar el agua contaminada del río, ante la falta del líquido entubado.

En los suelos por donde ha pasado el agua contaminada, la Profepa determinó que los niveles de arsénico, plomo, vanadio y cadmio rebasan los límites máximos permisibles de la NOM-147-SEMARNAT/SSA1-2004.

En los suelos por donde ha pasado el agua contaminada, la Profepa determinó que los niveles de arsénico, plomo, vanadio y cadmio rebasan los límites máximos permisibles.

En el expediente PFPA/3.1/2C.26.1/00011-09, la dependencia detalló que la delegación en Guerrero les reportó en 2009 casos de niños con plomo en la sangre.

Se indica que se tiene conocimiento que un estudio de análisis de sangre realizado a alumnos de una escuela cercana a las minas, dando como resultado la presencia de plomo, así como consideran que existe contaminación del agua y el suelo ocasionado por los jales abandonados en los poblados de Santa Rosa de Lima, El Fraile y Paintla”, indica el expediente.

A pesar de la contaminación reportada por la Profepa, Industrial Minera México habilitó hasta 2016 barreras geoquímicas para purificar el agua y construyó canales y piletas sobre los jales para evitar que éstos siguieran contaminando el suelo.

En un recorrido hecho en 2017 por las bocaminas y los jales, se constató que el agua contaminada lograba esquivar las barreras geoquímicas y se filtraba hasta el río Cacalotenango.

Daños por generaciones

La ingestión de plomo provoca enfermedades crónicas degenerativas que dañan no sólo a quien lo ingiere, sino a su descendencia.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en su informe ‘Intoxicación por plomo en la salud’, la exposición al plomo puede causar anemia, hipertensión, disfunción renal y toxicidad reproductiva. Se cree que los efectos neurológicos y conductuales asociados al plomo son irreversibles”.

La ingestión de plomo provoca enfermedades crónicas degenerativas que dañan no sólo a quien lo ingiere, sino a su descendencia.

Taxco e Iguala, líderes en la compra-venta de plata y oro en Guerrero, respectivamente, durante los últimos 16 años han liderado en otros rubros oprobiosos.

De acuerdo con la respuesta a una solicitud de información hecha a la Secretaría de Salud de Guerrero, con número de folio SSA/SSP/DP/SDPE/DE/0310/2017, de los 16 municipios que hay en la zona norte de Guerrero, Taxco e Iguala encabezan en tasa de mortalidad por cáncer, anencefalia, leucemia, anemia, hipertensión arterial y cardiopatía isquémica.

Todas esas enfermedades, junto con la diabetes, según la OMS, están relacionadas a la intoxicación por exposición al plomo.

Aunque Grupo México logre sanear totalmente los sitios contaminados, habitantes de las comunidades afectadas están condenados a enfermedades que incluso pueden heredar a sus descendientes. Investigadores han descubierto que el plomo daña los órganos reproductores de varones y que, incluso, genera alteraciones a nivel genético.

En el artículo Exposición ocupacional a plomo y pesticidas organofosforados: efecto sobre la salud reproductiva masculina, para la revista peruana Medicina Experimental y Salud Pública, los médicos Gustavo González, Manuel Gasco, Julio Rubio y Sandra Yucra determinaron que “el impacto de la exposición crónica al plomo en el varón incluye reducción de la libido, alteración en la espermatogénesis (reducción en cantidad y motilidad, e incremento de formas anormales de los espermatozoides), daño cromosómico, función prostática anormal y cambios en los niveles de testosterona”.

En las mujeres embarazadas, la exposición a este metal se vuelve especialmente nociva para el feto.

El plomo tiene efectos tóxicos en muchos órganos, sistemas y procesos fisiológicos, incluyendo el desarrollo de la línea roja hemática, los riñones, el sistema cardiovascular, el aparato reproductor y, probablemente, el de mayor gravedad, el desarrollo del sistema nervioso central”, se lee en el artículo previamente mencionado.

El panorama es similar para los mineros que trabajaron para Industrial Minera México, quienes estuvieron expuestos a metales pesados por años, hasta que estalló la huelga laboral.

Esta investigación fue publicada originalmente en la tesis reportaje de Omar Marroquín Hernández para la UNAM.

https://www.am.com.mx/Los-mexicanos-que-viven-con-plomo-en-la-sangre-l201907180002.html