ENCUENTRO DE REDES
DE APOYO AL CIG
COMPARTE 2018
Y 15º ANIVERSARIO DE LOS CARACOLES

Oaxaca: “La búsqueda terminará cuando encontremos al último desaparecido”, Lukas Avendaño

Avispa Midia.

Por Jorge González

Hay fuerza, en el cansancio de Lukas se puede percibir fortaleza. En sus ojos hay destellos de esperanza y melancolía, esa emoción tan humana que al paso del tiempo oxida. Pero en su mirada hay más que eso, una aproximación, quizá, a esa humanidad perdida de la que tanto se habla.

Anochece. Sentado en una banca al interior de la Facultad de Bellas Artes, el artista oaxaqueño Lukas Avendaño Martínez, narra su fatigante experiencia a 3 meses de desconocer el paradero de su hermano, Bruno Alonso Avendaño Martínez. El tono de su voz acaricia y golpea fuerte al mismo tiempo: “Aunque encontremos a mi hermano, la búsqueda va a terminar cuando se encuentre a la última persona desaparecida”.

Hoy se cumplen 3 meses de búsqueda de Bruno Avendaño; hoy se cumplen 3 meses de impunidad y desinterés por parte de las autoridades; hoy se cumplen 3 meses de solidaridad de amigos, familiares y desconocidos que hoy reclaman el paradero de Bruno y cuestionan “¿Para qué existen las fiscalías, para qué existen los mecanismos de búsqueda, para qué la ley contra las desapariciones, si Bruno aún no ha aparecido y no se han interesado en buscarlo?”

“Mi hermano desaparece el 10 de mayo. Comenzamos la búsqueda desde ese momento y al otro día levantamos el acta en el Ministerio Público de Tehuantepec. El caso de Bruno fue considerado como desaparición forzada una semana después de la denuncia, pero hasta ahora ni la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, ni la Secretaría de Gobierno ha asignado alguna comisión de búsqueda, a pesar de que la Ley General de Desaparición Forzada los obliga a hacerlo”, asegura Lukas Avendaño.

El artista istmeño asegura que la impunidad prevalece en el caso de su hermano ya que, el artículo 50 de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas, Desaparición Cometida por Particulares y del Sistema Nacional de Búsqueda de Personas establece que, “cada entidad federativa debe crear una Comisión Local de Búsqueda, la cual debe coordinarse con la Comisión Nacional de Búsqueda y realizar, en el ámbito de sus competencias, funciones análogas a las previstas en esta Ley para la Comisión Nacional de Búsqueda”, situación inexistente en Oaxaca, según la experiencia de Avendaño, quien asevera que incluso la respuesta de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca se ha limitado a argumentar “no tenemos presupuesto para sacar fotocopias”, como argumentó el Fiscal General del Estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez.

El mecanismo legal también establece en su artículo Transitorio Vigésimo: “En tanto las entidades federativas se encuentren en la integración de sus Comisiones de Búsqueda, las obligaciones previstas para estas Comisiones en la Ley serán asumidas por la Secretaría de Gobierno de cada entidad”, cuestión que involucra directamente a la Secretaría de Gobierno del Estado de Oaxaca, a cargo del Licenciado Héctor Anuar Mafud Mafud quién ha ignorado el caso del originario de Santo Domingo Tehuantepec, Bruno Avendaño, según su hermano.

Ante la carencia de una Comisión Local de Búsqueda, como las que ya operan en estados como Nuevo León y Tamaulipas, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca optó por dirigir un documento, al que tuvo acceso este medio, en el cuál solicita a la Secretaría de Gobierno que “diseñe y ejecute las estrategias para conocer la suerte y paradero” de Bruno Avendaño, sin tener hasta el momento, una respuesta oficial.

Fiscalía General: “Un elefante blanco”.

“No hay para copias”, le dijo un funcionario a Lukas Avendaño, cuando solicitó apoyo para fotocopiar el expediente de su hermano desaparecido. El perfomancero internacional, sentencia que es “inaudito lo que ocurre, la situación actual de la Vicefiscalía Regional del Istmo de Tehuantepec y de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca es de una completa orfandad y abandono, el personal no está capacitado, dónde está todo el recurso que se destina”.

“Cuando no tenían gasolina, no tenían unidades, cuando no tenían unidades, no tenían personal, incluso argumentaron no tener toner. Hace una semana personal de la misma Fiscalía Estatal argumentaba no tener presupuesto para sacar copias y hacer un expediente nuevo que le estaba pidiendo otra entidad sobre el caso de mi hermano. La misma fiscalía general es un elefante blanco pues, quiere decir que no tienen los insumos necesarios para hacer pronta y expedita un proceso de investigación”, asevera Lukas Avendaño.

A pesar de que por ley se obliga al Sistema Nacional de Búsqueda a crear las condiciones presupuestarias necesarias para coordinar la localización de personas desaparecidas y de que el Presupuesto de Egresos del Estado de Oaxaca para el Ejercicio Fiscal 2018 tiene contemplado el recurso de 678 millones, 461 mil, 467 pesos, para la Fiscalía General del Estado, la situación en las fiscalías de Oaxaca más allá de ser un apoyo, es un obstáculo para la localización de personas desaparecidas.

Por su parte el Fiscal Especializado en Desaparición Forzada del Estado de Oaxaca, Emmanuel Cabrera rodríguez, asegura desconocer dicha condición: “No le puedo informar, no es mi área, mi competencia es investigar. Por ahora lo que podemos asegurar es que el día de ayer personal de la Marina, en coordinación con la Policía Federal, de la Fiscalía, de la policía municipal de Tehuantepec y de la Secretaría, nos reunimos con familiares para realizar una jornada de búsqueda”.

A tres meses de búsqueda, el semblante y la fortaleza de Lukas prevalece, asegura que va a encontrar a su hermano más pequeño, su “xhunco” (el más pequeño en zapoteco), como de forma cariñosa lo nombró en una de sus cartas para exigir justicia. Hoy Lukas cuestiona la violencia de un sistema en el que “prevalece la impunidad porque se permite”, pero no pierde la esperanza, sonriente lo asegura.

https://avispa.org/oaxaca-la-busqueda-terminara-cuando-encontremos-al-ultimo-desaparecido-lukas-avendano/