FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

VW lanza bombas antigranizo para proteger sus vehículos y con ello afecta a miles de campesinos de Puebla

Gabriela Hernández/ Proceso

PUEBLA, Pue. (apro).- Campesinos de las juntas auxiliares de Puebla y Amozoc denunciaron que la planta automotriz Volkswagen ha recurrido al uso de bombas antigranizo para evitar daños en los vehículos que produce, pero con ello ha afectado la producción agrícola de la región, de la que dependen más de 100 mil personas.

En rueda de prensa, Francisco Clemente Tlaxca Pérez, representante de los productores, dijo que la automotriz alemana ha usado este tipo de explosiones para evitar que el granizo dañe las unidades vehiculares que tiene en sus patios, sin importarle que con ello la lluvia ha escaseado y se han perdido las cosechas en la región que son de temporal.

Los habitantes de la Junta Auxiliar de la Resurrección, de Canoa, San Miguel Espejo, Xonacatepec, Aparicio, Acajete y Tepatlaxco se organizaron para exigir a las autoridades estatales y federales que se retire este tipo de permisos a la automotriz.

“Desde el inicio de este 2018, los de la Volkswagen instalaron un dispositivo antigranizal, el cual no ha dejado llover en todo lo que va de este año, y ahora los cultivos en toda la región ya se perdieron, ya no tenemos ninguna esperanza, ya todo está seco por falta de agua”, indicó Tlaxca Pérez.

Explicó que ya este año se perdieron alrededor de 2 mil hectáreas que tenían sembradas en esas comunidades, principalmente de maíz.

“La empresa está protegiendo sus carros, su producto, y a nosotros, todos los campesinos de la región, con más de 100 mil habitantes, nos están perjudicando. El gobierno está protegiendo a la planta Volkswagen, que es una empresa, y a toda la gente nos está perjudicando”, agregó.

Ya antes, agricultores de los municipios de Cuautlancingo y Coronango también hicieron una manifestación a las afueras de la planta automotriz para quejarse de este tipo de bombardeos, pues igual les ha causado pérdidas de sus cosechas.

El 4 de junio, la automotriz alemana emitió un comunicado en el que anunciaba la suspensión de los “cañones antigranizo” hasta que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) emitiera un dictamen sobre la afectación que genera este tipo de artefactos.

Abraham Alejandro Pérez Pérez, dijo que han pedido la intervención de la Sagarpa, Semarnat, Conagua, así como de la presidencia municipal, el gobernador Antonio Gali Fayad y el presidente Enrique Peña Nieto.

También dijo que en el caso de los campesinos de Cuautlancingo, que ya antes se inconformaron por estas mismas causas, Volkswagen ofreció que les pagaría 150 mil pesos por cada hectárea afectada.

Sin embargo, Pérez Pérez aclaró que a los agricultores de esta zona no les interesa llegar a un arreglo económico con la armadora automotriz, pues lo que quieren es que les permitan producir sus tierras.

“Ya este año nos perjudicaron, lo que queremos es que ya se suspenda este tipo de artefactos para que la próxima cosecha no la perdamos”, agregó.

Los inconformes aclararon que además debido a la falta de lluvia se ve afectada la flora y la fauna en la zona de la Malinche, lo que impacta en la naturaleza y el equilibrio ecológico.

Un ejemplo de las afectaciones, mencionaron, es el hecho de que, en junio y julio, la humedad en esa zona genera la producción de hongos en las faldas de la Malinche que son recolectados por los pobladores para su consumo, sin embargo, este año no encontraron este tipo de alimento.

“Si no hay lluvia, los mantos acuíferos no se abastecerán, lo que provocará escasez de agua de consumo potable para todas las poblaciones”, expuso Pérez Pérez.

Aparte, mencionó que se desconoce el tipo de sustancias o metales que contienen las bombas que se lanzan y las afectaciones que puedan tener en la salud de los pobladores de la región.

https://www.proceso.com.mx/545679/vw-lanza-bombas-antigranizo-para-proteger-sus-vehiculos-y-con-ello-afecta-a-miles-de-campesinos-de-puebla