Cooperativas pesqueras de Tabasco demandan que Pemex las indemnice

René Alberto López

Vista del sistema lagunar del poblado costeño de Sánchez Magallanes, municipio de Cárdenas, Tabasco, donde los restos de una plataforma marina de Pemex desmantelada en 1998 aún ocasionan pérdidas y daños a los pescadoresFoto René Alberto López

Vista del sistema lagunar del poblado costeño de Sánchez Magallanes, municipio de Cárdenas, Tabasco, donde los restos de una plataforma marina de Pemex desmantelada en 1998 aún ocasionan pérdidas y daños a los pescadoresFoto René Alberto López

Villahermosa, Tab.

Integrantes de más de 80 organizaciones pesqueras del puerto de Sánchez Magallanes, municipio de Cárdenas, denunciaron que desechos de la plataforma del campo Arjona de Petróleos Mexicanos (Pemex), desmantelado en 1998 ante las protestas de los pobladores, contaminan seis kilómetros de litoral, lo que ha mermado la captura de peces y ostiones.

Explicaron que en el fondo del mar hay pedazos de tubos y fierros viejos que destruyen sus artes de pesca, principalmente redes, que cuestan hasta 70 mil pesos.

El Movimiento Ecologista de Tabasco (Meta) pidió la intervención de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y de la Secretaría de Energía, Recursos Naturales y Protección Ambiental del estado (Sernapam) para que investiguen y obliguen a Pemex a resarcir los daños.

“Las autoridades no pueden seguir siendo omisas ante tantas afectaciones ambientales y patrimoniales que ha ocasionado la explotación petrolera en el estado. Por este caso deben abrir una averiguación previa ante el Ministerio Público federal”, señaló Javier Torres Sánchez, dirigente del Meta.

Sánchez Magallanes es un pueblo pesquero ubicado a 137 kilómetros del municipio de Centro (con cabecera en Villahermosa), en los límites con Coatzacoalcos, Veracruz.

Sus habitantes aseguran que antes de la llegada de Pemex vivían “muy bien” de la pesca, pero con la explotación de hidrocarburos les restringieron esa actividad.

“Ya abrieron la posibilidad de volver a pescar en los litorales, pero Pemex abandonó sus fierros en el fondo del mar”, reprochó Fidelio Santamaría, de la Federación de Sociedades Cooperativas Pesqueras del Golfo.

Refirió que 42 cooperativas y 40 permisionarios han visto perjudicado su trabajo debido a los residuos de instalaciones petroleras que yacen a lo largo de seis kilómetros, frente al ejido Sinaloa.

En un video publicado en YouTube por el portal Contrarréplica, titulado “El deshuesadero de las plataformas de Pemex”, se observan tramos de ductos en el fondo del mar y redes de pescadores atoradas entre fierros viejos.

Torres Sánchez demandó la intervención de la Agencia Nacional de Seguridad Ambiental y de Protección al Ambiente, de reciente creación, para que se realice una investigación exhaustiva y se reparen los daños a las cooperativas, entre ellas Milenio 2000 y Unión de Pescadores de Sánchez Magallanes.

Indicó que los afectados no cuentan con dinero para costear estudios y las autoridades ambientales deberían ocuparse de ello porque se está dañando el patrimonio nacional.

www.jornada.unam.mx/2015/09/25/estados/033n1est?partner=rss