Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Hacen guardia para que el Tren Maya no derrumbe sus casas

Herbeth Escalante / Haz Ruido

Pobladoras y pobladores de Maxcanú se colocaron frente a la maquinaria pesada para evitar que destruyan sus viviendas y parcelas.

Muchos de los habitantes no han recibido el pago por las afectaciones y el Fonatur se lava las manos diciendo que ya entregó el dinero al comisario ejidal.

Maxcanú, Yucatán, 25 de octubre de 2020.- Desde este fin de semana, pobladoras y pobladores de Maxcanú hacen guardia frente a una maquinaria pesada para evitar que derrumbe sus viviendas, pues el gobierno federal pretende que el Tren Maya pase por esa zona, lo que ha provocado tensión en esa comunidad.

Empleados de ese megaproyecto que operan el tramo tres Calkiní-Izamal, amenazaron con destruir nueve casas y cultivos de los habitantes, por tal razón, éstos se colocaron frente a la maquina para impedirlo.

Denunciaron que les derrumbaron las albarradas de sus predios así como árboles de limón, y que 50 parceles corren peligro por esta construcción.

Los pobladores afectados de Maxcanú exigen al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y al comisario ejidal que aclaren el pago efectuado por sus tierras, pues muchos no han recibido su dinero y sus propiedades están en riesgo.

Además, explicaron que algunos terrenos por donde pasará la vía del Tren Maya son privados, es decir, no pertenecen al ejido de Maxcanú, por lo que no saben qué sucederá con ellos. De hecho, indicaron que algunas casas se verían afectadas por esta situación.

Al respecto, el Fonatur envió un comunicado en el que se lavó las manos, asegurando que el dinero por las afectaciones se las entregó al comisario ejidal. También sostuvo que las obras no se encuentran interrumpidas y que tampoco tienen conocimiento de “ningún altercado de consideración” en la zona (sic.).

La instancia señaló que hoy participó en una asamblea ejidal en la que se informó que los pagos por las afectaciones relacionados a la liberación del derecho de vía en el municipio de Maxcanú fueron realizados en el mes de mayo, directamente a los órganos de representación ejidal.

Incluso dijo que el comisario ejidal se comprometió a que en esta semana se procederá al pago de afectaciones de bienes distintos de la tierra, como albarradas, árboles frutales, cercas, entre otros.

“En la asamblea, personal de Fonatur explicó que el monto que se pagó al comisario ejidal meses atrás corresponde a una verificación aérea que se hizo y al avalúo que dicta el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin)”, se lee en dicho boletín que minimizó el conflicto.

Por cierto, al final de la asamblea un representante de la dependencia acudió al lugar en donde se pararon las obras y se comprometió a que le pagarán a todos, pero no informó la cifra, no hay certeza de que cumplan y hay casas en la incertidumbre, pues se desconoce cómo será la reubicación de las familias.

http://www.hazruido.mx/reportes/hacen-guardia-para-que-el-tren-maya-no-derrumbe-sus-casas/