PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL
DE MUJERES QUE LUCHAN

Se oponen venta de cerro de Tezontlalli para mina en Chipiltepec

Chipiltepec. Pobladores de las inmediaciones del cerro Tezontlalli, denunciaron una venta ilícita de la montaña, para convertirla en una mina de extracción de la piedra denominada Tezontle.

El cerro, parte de una reserva natural, se encuentra en la localidad de San Mateo Chipiltepec.

A decir de los pobladores, el pasado 8 de noviembre de 2015 en la comunidad de San Mateo Chipiltepec, Acolman (que posee la mayor parte del cerro) se convocó a una asamblea de ejidatarios tocando el tema de la explotación del Tezontlalli, en donde, con la participación de 62 ejidatarios de más de 200, se firmó un “contrato” de cesión de derechos, sin la presencia de una autoridad que diera fe a éste.

De las 58 personas adheridas a este documento, algunos alegan haber sido engañados, ya que aseguran solo haber firmado la lista de asistencia, pero no están a favor de la mina. Es decir, no existe un documento legal que autorice la venta del Tezontlalli.

Al enterarse de esta situación y ante el inicio de la entrada de maquinaria al lugar, un grupo de habitantes de Chipiltepec conformó el movimiento Salvemos Tezontlalli, el cual busca informar sobre esta situación a través de talleres, caminatas, recorridos, etc, así como visibilizar los daños potenciales de la apertura de una mina.

A decir de los representantes del colectivo, se ha encontrado recientemente restos arqueológicos en el lugar, además de demostrar la existencia del conejito de los volcanes, un mamífero también conocido como teporingo o zacatuche, una especie que se encuentra en peligro de extinción.

Los vecinos asumen que los daños ambientales de la apertura de una mina son “Incuantificables, no solo se pone en riesgo a la flora y fauna del lugar, sino que se provocaría la reducción y polución de los mantos acuíferos, la alteración del suelo, liberación de sustancias toxicas y aumentos significativos en los niveles de contaminación, entre muchos otras, además de la degradación ambiental, la actividad minera también implica riesgos en la salud pública, seguridad, vialidades, entre otros impactos negativos que afectarían la calidad de vida de los habitantes de la zona.

“Nos pronunciamos a favor del desarrollo sustentable en el Tezontlalli, con proyectos ecoturísticos, etnoturisticos y agroturisticos, así como iniciativas laborales y educativas que no ponen en riesgo la integridad del lugar”, dijeron

www.teotihuacanenlineadiario.com/2016/01/se-oponen-venta-de-cerro-de-tezontlalli.html