ENCUENTRO DE REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA
Y 25 ANIVERSARIO EZLN
FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Lexmark: Junta niega sindicato a obreros; seguirán plantón en un Juárez con nieve y bajo cero

Sandra Rodríguez Nieto/SINEMBARGO

La Junta Local de Conciliación y Arbitraje de esta frontera resolvió negar el registro al sindicato que buscan formar los trabajadores de la planta maquiladora Lexmark inconformes con los bajos salarios.

De acuerdo con el oficio de la resolución, entregado hoy en la oficina de la abogada Susana Prieto Terrazas, la negativa se basó en los artículos de la Ley Federal del Trabajo que exigen que los sindicatos estén formados por obreros en activo y que los solicitantes de Lexmark no cumplen debido a que fueron despedidos el pasado 9 de diciembre.

También, de acuerdo con el documento, se debió a la falta de explicación sobre la administración de los recursos de la buscada organización obrera.

“Esta autoridad estima que no se da cumplimiento al artículo 373 de la ley laboral en vigor en lo referente a la rendición de cuentas de la agrupación y la completa y detallada administración del patrimonio sindical, incluyendo la situación de los ingresos por cuotas sindicales y otros bienes y el destino de ellos, obligación que no es dispensable para quien quiere conformar un sindicato, elemento que deben contener sus estatutos, y como los mismos no establecen las instancias y procedimientos para lograr la debida rendición de cuentas de los bienes sindicales, es claro que esta junta no puede autorizar tales estatutos”, dice el oficio.

La negativa se basó en que la legislación exige que los sindicatos estén formados por obreros en activo y que los solicitantes de Lexmark no cumplen debido a que fueron despedidos.

Prieto Terrazas informó sobre la notificación la tarde de hoy a los trabajadores concentrados en el plantón que mantienen desde noviembre en el exterior de la planta -ubicada en el extremo suroriente de Ciudad Juárez-, donde también les dijo que interpondría un amparo contra la decisión el próximo 4 de enero.

Ahí mismo, los trabajadores decidieron también continuar con la protesta y seguir asistiendo a las guardias que, pese a la baja temperatura de esta ciudad en invierno, realizan en un campamento improvisado con lonas de hule y cartón.

“Ya lo teníamos en mente, pero vamos a seguir viniendo a las guardias, y a seguir adelante, venga lo que venga”, dijo a SinEmbargo la operadora de producción Bertha Alicia Castellanos Marcial, de 48 años.

“Está mal, porque el sindicato era para ayudarnos unos a otros. Pero vamos a seguir adelante, echándole ganas; esto apenas empieza”, agregó Miriam Delgado, de 37 años, también operadora y quien firmó la solicitud de la organización sindical como Secretaria de Organización.

Los trabajadores decidieron también continuar con la protesta y seguir asistiendo a las guardias que, pese a la baja temperatura de esta ciudad en invierno, realizan en un campamento improvisado con lonas de hule y cartón.

Más de un centenar de obreros fueron despedidos luego de que el 3 de noviembre firmaron una solicitud para la creación de un gremio que les permitiera buscar un contrato colectivo de trabajo en búsqueda de mejores condiciones salariales y por su inconformidad ante la renuencia de la empresa a otorgarles un ajuste que esperaban de 105 a 114 y 120 pesos diarios.

De acuerdo con la abogada de los trabajadores, Susana Prieto Terrazas, el despido fue una represalia contra la organización de los trabajadores, la cual inició en octubre, cuando la compañía se negó a entregar un aumento de 114 a 120 pesos que esperaban alrededor de mil 300 obreros.

De acuerdo con Prieto, los despidos muestran también “el maridaje” de las autoridades de la Junta local de Conciliación y Arbitraje y las corporaciones, debido a que sólo la primera contaba con la lista de firmantes de la solicitud de un sindicato.

Los despidos se registraron el 8 de noviembre, pocos días después de que Prieto entregó a la Junta local de Conciliación y Arbitraje la solicitud para el registro del sindicato con la firma de 75 obreros, hoy todos desempleados. El Sindicato fue una decisión de varios obreros inconformes luego de que, en octubre pasado, la empresa se negó a dar ajustes salariales.

La negativa de la fabricante norteamericana de cartuchos para impresora motivó en los obreros actos de inconformidad, como la búsqueda de la organización gremial y paros técnicos en los que participaron cientos de operadores.

Hasta el día de hoy, y aun durante la severa nevada del fin de semana, decenas de los despedidos asisten diariamente a la carpa cubierta con consignas en demanda de salarios justos y libertad de asociación.

www.sinembargo.mx/29-12-2015/1587812