CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Ordena la Corte cancelar obras de gasoducto en Atotonilco

Juan Ricardo Montoya

El ramal Tula abarca 17.5 kilómetros y afectaría varios ejidos
En proceso, otros siete juicios de amparo promovidos por campesinos

La Suprema Corte de Justicia de la Nación otorgó tres amparos a los ejidos La Cañada, Ocampo y Progreso, del municipio de Atotonilco de Tula, mediante los cuales se ordenó la suspensión definitiva de la construcción de un tramo del gasoducto ramal Tula para abastecer combustible a la central termoeléctrica Francisco Pérez Ríos, de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), informó Federico Vera Copca, delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

El funcionario explicó que los amparos fueron otorgados, pues las autoridades de esos núcleos agrarios en ningún momento autorizaron a la empresa Atco Pipe Lines SA de CV hacer el trazo de la obra en sus terrenos.

El funcionario recordó que al parecer los representantes de Atco sólo hablaron con los representantes del primer ejido, pero no con los demás. La única alternativa que tienen los constructores es buscar acuerdos con los campesinos para que den su autorización pues, insistió, los amparos son de carácter definitivo y las obras están suspendidas desde febrero pasado.

El proyecto es un tramo de 17.5 kilómetros que atraviesa varios ejidos. La obra costará 66 millones de dólares.

Desde el 2 de marzo de 2015 la Agencia para Hidrocarburos funge de autoridad, precisó el funcionario. El asunto es que (los campesinos) promovieron amparos donde la Semarnat se le pone como autoridad responsable, a lo que se está contestando que no lo es, agregó Vera.

Agregó que hay otros siete juicios de amparo en proceso promovidos por ejidatarios de forma individual de esos mismos ejidos y el de Zacamulpa. Por ser información reservada, dijo, no podía dar a conocer qué ejidos y particulares son.

El 13 de febrero pasado, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell; el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz, y el director de la CFE, Enrique Ochoa Reza, así como Nancy Southern, representante de la empresa Atco, dieron el banderazo del inicio de la construcción del ramal Tula del gasoducto de 76 centímetros de diámetro.

El objetivo es surtir gas natural a la termoeléctrica para reducir en 30 por ciento las emisiones de dióxido de carbono. La capacidad de este ramal está calculada en 505 millones de pies cúbicos diarios.

Para ello el plan prevé que el ramal se conecte al sistema Zempoala-Santa Ana, de Petróleos Mexicanos, para conducir el gas tanto a la central de ciclo combinado Tula, de 489 megavatios y la central de generación Francisco Pérez Ríos, de mil 606 megavatios de capacidad instalada de la CFE.

www.jornada.unam.mx/2015/12/12/estados/028n1est