CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Media Ensenada, de mineras y empresas de energía eólica

Antonio Heras, Ensenada, B.C.

Prácticamente la mitad del territorio de Ensenada, el municipio más grande del mundo, se encuentra concesionado a empresas privadas para la explotación minera y de generación de energía eólica, destacando entre los inversionistas Carlos Slim, Germán Larrea y Alberto Bailleres.

De manera gradual, durante un siglo las empresas empezaron a posesionarse de millones de hectáreas en una posición estratégica, pues se encuentra en la península de Baja California, entre el océano Pacífico y el Mar de Cortés, proceso que se acentuó durante los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón.

La superficie de Ensenada es de 5 millones 248 mil 240 hectáreas, de las cuales 43.6 por ciento se encuentran con algún tipo de concesión.

La mayor parte de este territorio fue habitada por comunidades nativas de la península (kiliwas, kumiais, pai pai y cochimíes). Existen zonas de una riqueza natural, como es el caso del Valle de los Cirios, que fueron concesionadas por el presidente Felipe Calderón, quien otorgó 368 concesiones con una superficie de un millón 881 mil 868 hectáreas.

El presidente Enrique Peña Nieto ha entregado 44 títulos de concesión en el municipio ensenadense que representan 240 mil 805 hectáreas, al tiempo que Vicente Fox cedió 155 permisos con una superficie de 147 mil hectáreas. En el sexenio de Luis Echeverría no se aprobó concesión alguna.

Además de las inversiones canadiense, estadunidense y china, los tres corporativos mexicanos concesionarios son el Grupo Peñoles de la familia Bailleres, el Grupo México de Germán Larrea y el Grupo Frisco de Carlos Slim.

La empresa de Larrea tiene en Baja California 72 mil 131 hectáreas; la compañía de Slim Helú alcanza 560 mil 492 hectáreas y los Bailleres tienen apenas 8 mil 449 hectáreas.

El Grupo Peñoles obtuvo 756 títulos de concesión en este municipio durante el sexenio del panista Vicente Fox, aunque Calderón Hinojosa le otorgó 405 permisos y el priísta Ernesto Zedillo le entregó 89, y en lo que va de la administración de Peña Nieto se ha hecho acreedor a 21 concesiones.

En el actual gobierno, el Grupo Frisco ha recibido en Ensenada nueve títulos, mientras que con Zedillo obtuvo 64, con Calderón 167 y con Fox Quesada 288.

En tanto, el Grupo México recibió en conjunto durante los gobiernos panistas de Fox y Calderón un total de 411 títulos de concesión, entre los que se encuentra la minera de plata y oro El Arco, en las inmediaciones de Baja California y Baja California Sur.

En la actualidad la participación extranjera en la Minería en exploración es de 70 por ciento. De esta cifra Canadá participa con 74 por ciento, Estados Unidos con el 15 por ciento y China con 8.3 por ciento.

“El auge de los consorcios mineros en estos últimos veinte años estuvo favorecido por el alza de los precios de los metales, pero también por la complacencia estatal ante la exploración y explotación de las áreas concesionadas, sin atender reclamos laborales y sociales de las comunidades mineras”, dijo Jaime Martínez Veloz en referencia a un estudio sobre las concesiones mineras en Ensenada.

Según el estudio, las concesiones se otorgaron mediante exiguos pagos fiscales y con ínfimas regalías a los originales dueños de las tierras y aguas, por lo que ante esta bonanza la inversión minera creció de 250 millones de dólares en 2002 a 8 mil millones once años después y las utilidades crecieron en forma espectacular.

jornadabc.mx/tijuana/07-09-2015/media-ensenada-de-mineras-y-empresas-de-energia-eolica