CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

FPDT exige cancelación inmediata del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México

Alejandra Peña

CDMX, 15 de julio de 2015.- Integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) exigieron la cancelación inmediata del proyecto “Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México”. La cancelación de este nuevo aeropuerto la exigieron desde el 2001 y ante su demanda el Gobierno Federal de aquel año canceló la construcción. Sin embargo, bajo el gobierno de Enrique Peña Nieto, se reanudó el proyecto. Por lo cual, el FPDT de las poblaciones de San Salvador Atenco y comunidades vecinas se pronunciaron en contra de la construcción y reactivación, puesto que atenta a sus derechos humanos.

No obstante, el pasado 8 de julio del presente año el Gobierno Federal, dio a conocer la licitación de “21 paquetes de obras” para poder comenzar la construcción del nuevo aeropuerto. Así mismo, anunció que para financiar el proyecto utilizará una línea de crédito revolvente por 2 millones de dólares que gestionarán en un principio HSBC, JP Morgan y CityBank”.

En conferencia de prensa el abogado del FPDT, Ricardo Lagunés, mencionó que este proyecto no sólo incluye construcción del nuevo aeropuerto, sino también todo un gran desarrollo inmobiliario como son zonas hoteleras, plazas comerciales, terminales de autotransporte. Con lo cual, se afectaría drásticamente a la población de esta zona. Así mismo, destacó que la demanda que han realizado los habitantes de San Salvador Atenco y pueblos vecinos, la han hecho en todo su ejercicio a su derecho constitucional, el cual debe proteger su derecho a la salud, a la vida, al medio ambiente sano y sobre todo a una consulta previa, libre e informada como pueblos originarios. Puesto que el Estado les ha negado su derecho a la información, pretende ignorarlos y desconocer su identidad cultural.

Por otra parte, la autorización por parte de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales del llamado “Manifiesto de impacto ambiental”, presentó una serie de omisiones e irregularidades. En donde se omitió el impacto drástico que tendría la construcción aeropuerto en cuanto a temas como flora y fauna. Puesto que existen aproximadamente 1,200 aves migratorias, las cuales estarían amenazadas y en peligro. En cuanto al tema del agua, esta zona donde se pretende la construcción del nuevo aeropuerto, actúa hoy en día como un vaso regulador natural, dado que en tiempos de lluvia actúa como almacenador de gran cantidad de agua y de no ser así causaría inundaciones, no sólo en el Estado de México, sino también en la Ciudad de México. Sumando a ello que el suministro de agua de la población se vería reducida.

Así mismo, el abogado del FPDT destacó que todas estas irregularidades se han denunciado bajo sustentos antropológicos y biológicos. Y exigió que debe existir un control judicial que se revise la constitucionalidad y la legalidad, así como de los actos administrativos del Estado, puesto que una obra pública, no puede pasar por encima de los derechos constitucionales de la ciudadanía.

Por otro lado, Jorge Espinosa integrante del FPDT, habitante de Texcoco y vecino de Atenco, enfatizó que de ninguna forma iba a entregar su tierra: “cómo voy a vender una tierra que me heredaron mis padres, que fue herencia de mis bisabuelos, de mis abuelos, y que estuvieron en la lucha y que tuvieron que morir para podernos dejar un legado que es un surco para sembrar; de esa tierra vive mi familia, mis hijos, y toda la población de ahí… para mí el precio lo pongo yo y es con sangre, no con dinero. Me niego a entregar mi tierra aunque tenga que morir en ella…”

A su vez, Aida Juárez, integrante de FPDT y representante de los jóvenes de Acolman, mencionó: “estamos cansados de las maneras que ha utilizado el gobierno para someter nuestros presentes y nuestros futuros… tenemos miedo de que quieran quitarnos el azadón por darnos una escoba que ofrecen con esos empleos temporales y sin ninguna especie de prestaciones ni derechos laborales. Este proyecto es rapaz, indigno e inhumano, somos mujeres y hombres que vamos a luchar, no vamos a dejar pasar ese aeropuerto, ni ningún mega proyecto de muerte porque estamos articulados y eso no lo va poder quitar nadie”.

Por ello el FPDT llamó a la población mexicana a unirse en contra de este nuevo aeropuerto, destacaron que: “Luchar de manera aislada, cada quien por sus demandas, no nos ha dejado más que derrotas y heridas. Si levantáramos una trinchera, una sola trinchera contra la misma bestia, otro amanecer nos cantaría.….”

Batalla Legal

Ante estos hechos, habitantes de San Salvador Atenco y las comunidades vecinas como Nexquipayac, La Magdalena, Panoaya y Tocuila, interpusieron una demanda en enero del 2015, la cual en un principio fue rechazada de manera arbitraria por parte del Juez Noveno de Distrito del Estado de México. Posteriormente en marzo del presente año, se logró admitir la demanda de amparo, la cual fue retomada por el mismo juez, sin embargo se continuaron presentando obstáculos puesto que no se tomaron en cuenta los argumentos violatorios a los derechos humanos y medio ambiente. Por el contrario, el juez se negó a la cancelación del proyecto por considerarlo como obra pública y de interés social.

Ante estos hechos los habitantes de estos pueblos continuaron buscando otras alternativas, por lo que se “interpuso un recurso de revisión el cual fue turnado al Segundo Tribunal Colegiado en Nezahualcoyotl y respecto al cual a partir del pasado 10 de junio del 2015, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación comenzó a realizar un análisis sobre su posible atracción. Mientras tanto, el segundo Tribunal Colegiado no puede resolver el recurso hasta que se pronuncie al respecto la Sala de la Corte.”

www.somoselmedio.org/article/fpdt-exigen-la-cancelaci%C3%B3n-inmediata-del-nuevo-aeropuerto-de-la-ciudad-de-m%C3%A9xico