CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Zona rural de Nuevo León ya se organiza contra fracking

Jonathán Tapia / El Horizonte

Líderes de Mina e Hidalgo, entre otros, se organizan para evitar daño ambiental a sus comunidades

Varios centenares de habitantes de los municipios de Mina e Hidalgo, Nuevo León, prendieron las alertas ante la posibilidad de que la explotación de gas shale o fracking llegue a perturbar la tranquilidad de sus comunidades.

Según reveló a El Horizonte el activista Antonio Hernández, a lo largo de los últimos fines de semana se han estado dando una serie de reuniones que buscan concretar un manifiesto conjunto para hacerle saber a las autoridades que si se otorga algún permiso para desarrollar esta actividad, enfrentarán actos de protesta pacífica y de resistencia civil.

Actualidad informativa

La primera de estas reuniones ocurrió el domingo 27 de mayo, en el municipio de Mina, mientras que la segunda se llevó a cabo el pasado 2 de junio en el municipio de Hidalgo.

Cabe señalarse que ambos municipios aparecieron apenas hace unas semanas por primera vez en los territorios avalados por la Comisión Nacional de Hidrocarburos como terrenos apropiados para realizarse esta polémica actividad.

“Nosotros sabemos que el norte de la ciudad de Monterrey consume agua de los pozos que están en Mina; entonces los habitantes de Mina hablaron también de esa parte: si ya se utiliza mucha agua para el norte de Monterrey y ahora les quitarán agua para la fractura hidráulica, además de la posibilidad de contaminación, pues el escenario es de rechazo total y que no se permitirá que ocurra en Mina”, comentó el también investigador.

En ese tenor, Hernández detalló que los acuerdos preliminares a los que se ha llegado son: “número uno, que en posteriores semanas haya reuniones de seguimiento; y el segundo acuerdo, que es el más trascendente, es que las personas que se reunieron en esta asamblea y que se reunirán el fin de semana acordaron que le van a exigir a la administración municipal de Mina y de Hidalgo que rechacen el fracking en ese municipio”.

“Es decir, queremos que se haga una declaratoria de rechazo por parte del municipio; que haya una declaratoria de que el municipio está libre de fractura hidráulica, es lo que se estará solicitando”.

Copiosa asistencia

De acuerdo a la activista Sandra Lozano, a las reuniones informativas sobre los efectos nocivos del fracking han acudido alrededor de 250 familias, donde ambientalistas y expertos le explicaron a los asistentes el riesgo que corre su tranquilidad de vida si permiten que esta actividad llegue hasta sus municipio.

Lozano adelantó que como parte de esta pláticas que se están llevando a cabo, también se les brinda la asesoría legal correspondiente para determinar qué camino pueden tomar en contra de dicha actividad.

La intención, coinciden ambos, es llevar a cabo una intensa batalla jurídica que, en caso de ser necesario, llegará a las protestas y a las calles, es decir, por vías distintas a las institucionales para hacer entender a las autoridades acerca del grave riesgo en el que se pone a la población.

http://www.elhorizonte.mx/local/zona-rural-de-nuevo-leon-ya-se-organiza-contra-fracking/2197416