FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Destrucción de 200 mil árboles por zona residencial en Jilotzingo, Edomex

Gabriel Ramírez Cuevas/Regeneración

Llaman a unirse contra autorización del gobierno estatal y municipal que destruye 238 hectáreas de bosque de encino, para conjunto residencial

Regeneración, 22 de febrero del 2018. El Gobierno del Estado de México con el aval del gobierno municipal de Jilotzingo autorizaron en agosto de 2017 el proyecto residencial Bosque Diamante, con el que se pretenden construir 19,985 viviendas sobre 238 hectáreas de bosque de encino muy bien conservado, que representa más de 200,000 árboles que serían cortados y son el hogar de más de 1500 especies de plantas, hongos, insectos, mamíferos, reptiles, anfibios, entre otros; así lo denunciaron habitantes de ese municipio y llamaron a movilizarse en contra de esta resolución de las autoridades.

En su llamamiento señalan lo siguiente: “¡¿Te parece poco?! Este bosque dejaría de dar oxígeno diario para más de 4,284 personas”, se dejarían de almacenar “almacenar más de 28,560 toneladas de bióxido carbono (un auto emite alrededor de 5 toneladas de bióxido de carbono en un año)” y se impediría “absorber 2,900,000,000 (dos mil novecientos millones) de litros de agua cada año”.

odavía podemos evitar que esto suceda. ¡Firma, Aqui !Difunde la petición!

-“El mundo no será destruido por los que hacen el mal, sino por aquellos que miran sin hacer nada para impedirlo”. Albert Einstein

Y es que fue publicada en la Gaceta Oficial del Estado de México (1 de agosto de 2017) la autorización para el proyecto de construcción de 19,985 viviendas en 238 hectáreas de bosque de encino bien conservado en el municipio de Jilotzingo.

El proyecto se llama Bosque Diamante y busca construir viviendas que costarían entre 600 mil y 1 millón 700 mil pesos, además de una zona comercial.

Este proyecto tendría impactos ambientales y sociales muy fuertes, ya que la zona es bosque de encino bien conservado que brinda servicios ambientales fundamentales a la Zona Metropolitana de la Ciudad de México y a todo el país como: captación e infiltración de agua, almacén de bióxido de carbono, retención de suelo para evitar erosión, refugio para más de 500 especies de plantas, hongos, animales y microorganismos, etcetera.

Existen especies endémicas y en diferentes categorías de riesgo de acuerdo a la NOM-059 (2010) que se verán severamente afectadas como: Ambystoma altamiranii (ajolote de las montañas, microendémico y amenazado), Phrynosoma orbiculare (camaleón, lagartija cornuda, endémico y amenazado), Litsea glaucescens (laurel silvestre, en peligro de extinción), Comarostaphylis discolor (madroño borracho, amenazada), Xenospiza baileyi (gorrión serrano, en peligro de extinción), Dendrortyx macroura (Codorniz-coluda neovolcánica, en peligro de extinción y endémica), Isthmura bellii (salamandra pinta o tonto, vulnerable y endémica), Tamnophis scaliger (culebra de agua, endémica y amenazada), Hyla plicata (ranita de monte, endémica y amenazada), entre muchas otras.

La población del municipio de Jilotzingo es de 19,000 personas (INEGI, 2015), por lo que construir poco menos de 20,000 viviendas incrementaría en tres veces o más la población y ésto repercutiría en la historia, tradiciones y vida social de esta gente con ascendencia Otomí. Existe un decreto del Gobierno del Estado de México en el que se crea el “Parque Estatal Otomí –Mexica”, Jilotzingo incluido, y menciona que corresponde a las zonas por arriba de los 2800 metros sobre el nivel del mar. El proyecto Bosque Diamante se extiende sobre superficies entre los 2800 y los 2900 metros sobre el nivel del mar.