PRIMER ENCUENTRO INTERNACIONAL
DE MUJERES QUE LUCHAN

Omisión de autoridades en Tlaxcala ha permitido que en 35 municipios haya redes de trata; “hay política de simulación en torno al fenómeno”

Edgar Rosas/Revolución Tres Punto Cero

El fenómeno de la desaparición de niñas y mujeres en Tlaxcala, que está relacionado con las redes de trata que imperan en la entidad, ha crecido de manera alarmante en los últimos años. Esta problemática se ha incrementado por la omisión de las autoridades, que no investigan, y en muchos casos están involucradas.

Así lo manifestó Emilio Muños, integrante del Centro de Derechos Humanos Fray Julián Garcés, organización de Tlaxcala que ha dado seguimiento al tema y denunciado los altos índices de desapariciones y el crecimiento del fenómeno de la trata en la entidad.

El defensor consideró que en el estado se ha desarrollado una política de simulación, en donde las autoridades reconocen que existe un problema severo, pero que en la práctica no han emprendido acciones eficaces para resolver el fenómeno.

Recordó que estudios realizados por académicos y organizaciones internacionales han ubicado a Tlaxcala como “la capital de la trata”. Además que en los últimos años las redes dedicadas al comercio de mujeres y niñas con fines de explotación sexual se han fortalecido, cubriendo más municipios de la entidad.

“La trata de mujeres, según investigaciones de académicos, se ha desarrollado desde los años cincuenta en la entidad. Durante todo este periodo, las autoridades no han hecho nada, de tal forma que la omisión del gobierno ha permitido la expansión de operaciones de las redes de trata a nivel nacional e internacional.

“Si ustedes revisan las páginas de EEUU, algunos de los tratantes más buscados son de Tlaxcala. Tan sólo el actual gobierno de Tlaxcala tiene 185 denuncias por trata, y la mayoría de ellas no se han investigado, en lugar de abrir averiguación previa sólo se han establecido actas circunstanciadas”, expuso.

De acuerdo con Emilio Muños, la trata se ha desarrollado de manera más fuerte al sur de la entidad. Señaló que el fortalecimiento de las redes ha sido tal, que en la actualidad se observa en 35 municipios, es decir, poco más de la mitad del total de ayuntamientos que posee esta demarcación.

“Es preocupante la inacción gubernamental frente al fenómeno; esta omisión ha generado que de 2008 a la fecha el problema de la trata se haya extendido a 12 municipios. Es decir, en 2008 se documentaban 23 municipios, y para 2014 un estudio de nuestro Centro hablaba de 35 municipios con redes de trata.

“El municipio de San Pablo del Monte es uno de los que tiene los mayores índices de trata, es uno de donde operan redes internacionales y este contexto vuelve altamente vulnerable a las mujeres y niñas”, apuntó.

El defensor habló sobre el caso de Karla Romero Tezmol, una niña de 11 años de edad desaparecida en San Pablo del Monte el pasado 13 de enero de 2016. Destacó que, a pesar del discurso oficial, el caso no es aislado, y en los últimos meses, en esa región, se han presentado casos de desaparición que podrían estar relacionados con la trata.

En este sentido, añadió que el caso de esta menor de origen indígena refleja el actuar de las autoridades ante los casos de desaparición, en donde no se investiga el fenómeno aun cuando hay indicios de un posible vínculo con explotación sexual.

“El caso de Karla no es el único caso de desaparición, hay otras mujeres desaparecidas; alguna otra vecina de ella desapareció a principios de año. Estas situaciones son sumamente graves y hay una acción sistemática del gobierno de simulación en el sentido de decir que reconoce los problemas, pero en la práctica no está permitiendo el acceso a la protección, y a la justicia.”

El integrante del Centro de Derechos Humanos Fray Julián Garcés destacó que las redes de trata que operan en Tlaxcala tienen presencia en por lo menos 15 estados de la República, además de Estados Unidos, en donde Nueva York es uno de los focos rojos.

Reiteró que las autoridades han desplegado una “política de simulación”, pues a pesar de haber programas y marcos legales, el fenómeno persiste. Además, lamentó que no exista un registro puntual de las víctimas.

“El problema fundamental con esto que hemos llamado la política de simulación de los gobiernos, tiene que ver fundamentalmente con tener en el discurso público en donde se reconoce el problema, con aprobar leyes, programas, pero en la práctica no ejecutarlos.

“Actualmente este gobierno tiene 185 denuncias; de ellas el 69.2% las dejaron como actas circunstanciadas, por lo que no hay procesos de investigación; de estas 185, sólo se alcanzaron 12 sentencias en todo el periodo de gobierno que está por concluir en diciembre.

“Esta es una realidad bastante preocupante. Hemos visto que las familias cada vez denuncian menos por esta inacción, por lo que se supondría que la cifra de víctimas es mucho mayor”, apuntó.

Expuso que ante este panorama el nivel de impunidad es alto. Señaló que las pocas detenciones que se han logrado en contra de tratantes son por operativos impulsados por Estados Unidos.

“Lo que está pasando en la práctica es que no se están operando las leyes. Hay una inacción gubernamental, por esos la importancia de que haya una comparecencia pública de la procuradora.”

Asimismo, el defensor señaló que la complicidad de autoridades ha quedado evidenciado. Dijo que por lo menos funcionarios del nivel municipal han sido señalados, y en otros casos detenidos, por ser parte de redes de trata.

“Sí hay vinculaciones y esto ha sido público, porque han detenido a personal que era policía municipal y se había dedicado a la trata por muchos años. Al Coordinador de Ecología de San Pablo del Monte, hace algunos años fue detenido por vinculación con trata. A nivel municipal si es bastante claro; en otros niveles bastaría investigar si hay esa condición.”

Por otro lado, de acuerdo con la abogada Karla Michel Salas, la propia Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), así como la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), tienen conocimiento del panorama que impera en Tlaxcala.

Dijo que la CNDH ha identificado las cuatro rutas de trata existentes en Tlaxcala, además que la Fevimtra ha rescatado a mujeres y niñas de redes de trata, que en un inicio fueron reportadas como desaparecidas.

“La CNDH y Fevimtra, en sus informes 2014, son muy claros en las operaciones que han realizado en Tlaxcala y particularmente en los municipios de Tenancingo y San Pablo del Monte. Ahí, por ejemplo, la CNDH reporta a 22 mujeres desaparecidas, que presuntamente podrían estar siendo víctimas de redes de trata; además reporta cuatro rutas: Tlaxcala-Puebla; Veracruz-Tlaxcala-Puebla; Guanajuato-Tlaxcala-Puebla; DF-Puebla-Tlaxcala-Arizona-New York.

“La Fevimtra en 2015 realizó sólo tres operativos en San Pablo del Monte, de niñas que habían sido desaparecidas y ubicadas en SLP, donde estaba siendo explotadas. En Tlaxcala no hay averiguaciones previas por trata. No se atienden de primer momento las denuncias de desaparición, que en un futuro se convierte en trata. Entonces hay una situación de impunidad y estas redes tienen todas las facilidades para fortalecerse e ir expandiéndose.”

revoluciontrespuntocero.com/omision-de-autoridades-en-tlaxcala-ha-permitido-que-en-35-municipios-haya-redes-de-trata-hay-politica-de-simulacion-en-torno-al-fenomeno/