CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

“No deseamos a nadie estar en nuestros zapatos”: Familiares de Ayotzinapa

Colima, México, Avanzada (26/01/2016).- “A uno como padre le duele el corazón, no deseamos a nadie estar en nuestros zapatos”, dijo Emiliano Navarrete, miembro de la “Caravana Norte de la Indignación”, formada por familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa.

Acompañado por alumnos de la Normal Rural, el grupo es integrado por alrededor de 30 personas que llegaron este martes a Colima para reunirse con organizaciones sociales y realizar una manifestación en el Jardín Libertad, al cumplirse 16 meses del ataque sufrido por los jóvenes normalistas.

“Algunos sectores de la sociedad quieren que nos quedemos callados, pero señores, yo creo que los padres que tenemos conciencia y queremos a nuestros hijos no vamos a descansar hasta dar con su paradero; yo creo que nadie puede aceptar que el gobierno te calle con dinero sin antes saber la verdad de lo que pasó; nosotros hasta el día de hoy nos mantenemos firmes y así seguiremos, en la exigencia de que aparezcan nuestros muchachos”, abundó Navarrete, quien es padre del joven José Ángel Navarrete González, uno de los 43 desaparecidos.

Indicó que ante la falta de respuesta de parte de autoridades de diversos niveles, tuvieron que llegar hasta el presidente para que les respondiera por “los actos criminales de su gobierno”, pero se decepcionaron de la clase de gobierno que representa a los mexicanos, que en vez de dar respuesta seria el procurador Jesús Murillo Karam sale con una “vil mentira” porque no pueden aceptar que los jóvenes hayan sido quemados en el basurero de Cocula porque no hay evidencias.

“No podemos aceptarlo, somos pobres pero no somos tontos, nuestros hijos nos duelen, queremos respeto, entonces no aceptamos esa supuesta verdad histórica”, sostuvo.

A lo largo de la lucha de los familiares de Ayotzinapa, señaló, han logrado muchas cosas, como la intervención del grupo de forenses argentinos y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con lo que “se le tumbó la mentira a Murillo Karam”.

Así también, lograron sacar el caso de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones sobre la Delincuencia Organizada (SEIDO) y que se canalizara hacia la Subprocuraduría de Derechos Humanos, donde tienen más confianza porque participan dos expertas analizando que las líneas de investigación se sigan como debe hacerse.

Navarrete consideró que los familiares de los jóvenes de Ayotzinapa van a “servir de ejemplo” para que las demás personas hagan conciencia, pues “con lo que está pasando con nosotros muchas personas van a salir beneficiadas” porque muchos casos que están escondidos por ahí se han levantado, casos de desapariciones que estaban tapados salieron a la luz.

AVANCE MÍNIMO

Melitón Ortega Carlos, tío del normalista Mauricio Ortega Valerio, comentó que si bien ya está constituida la unidad especializada para la investigación sobre el caso Ayotzinapa, hasta ahora ha registrado “un avance mínimo”, pues algunas recomendaciones del grupo de expertos ya se están llevando a cabo, pero “no son suficientes, no tenemos todavía la certeza de lo que pasó con los estudiantes”.

Subrayó que una de las exigencias que tienen es que sean entrevistados los militares, porque “ellos estuvieron en todo momento durante la agresión y la persecución de los muchachos; no es por otra cosa, sino que sabemos con certeza por la investigación de los expertos que ellos tienen la información; no es que queramos descalificar a una institución de carácter militar en este país, sino que ellos tienen la evidencia y creemos que como institución deben brindar lo que se necesita para que este proceso de investigación se esclarezca y se localice la ubicación de los estudiantes”.

Ortega Carlos añadió que durante el recorrido de la caravana por diversos estados del norte del país han encontrado a personas que también buscan a sus hijos, que no han descansado y que han encontrado la indiferencia de las autoridades; hay poco interés de atender a esas familias, ese es el testimonio que hemos escuchado a lo largo de este recorrido, este no solamente es un problema de Ayotzinapa, es un problema nacional.

El propósito de esta caravana, así como de la otra que recorre el sur del país, es convocar a todas las organizaciones sociales de México para que el 5 y el 6 de febrero realicen un encuentro nacional en el local del Sindicato Mexicano de Electricistas en el Distrito Federal, para analizar como primer tema la desaparición forzada de los estudiantes, así como otros asuntos, entre ellos las reformas estructurales, con la idea de unificar la lucha a nivel nacional.

En relación con la posible reunión de los familiares de los normalistas desaparecidos con el Papa Francisco, Melitón Ortega dijo que hasta el momento no se les ha notificado de manera oficial.

Señaló que la mayoría de los padres y madres está de acuerdo con la reunión, pero “falta ver cuál va a ser la dinámica, esperemos que se informe en estos días de manera formal por parte de las personas que han hecho la labor de enlace”.

De acuerdo con Ortega, un encuentro con el Papa les ayudaría a difundir este caso de Ayotzinapa ante un jefe de Estado eclesiástico, lo que podría llevar nuevamente el mensaje a nivel internacional, pues aunque ya había ido una comisión de padres a Estados Unidos a tratar de tener un encuentro con el pontífice, no se pudo, por lo que esperan que en esta ocasión sí se logre concretar la reunión.

Indicó que como primer caso se abordaría el tema de los normalistas desaparecidos, pero también le expondrían el problema de os desaparecidos a nivel nacional.

http://www.diarioavanzada.com.mx/index.php/locales-movil/16138-no-deseamos-a-nadie-estar-en-nuestros-zapatos-familiares-de-ayotzinapa