FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

Vinculan muertes en San Jose Iturbide a agua radioactiva

Luz Elena Escobar, Guanajuato

acec8f716b06438-300x198

I PARTE

Cuando tenía 3 años de edad, María Fernanda López Medina fue diagnosticada con leucemia.

La niña permaneció tres años en tratamiento oncológico en una clínica del IMSS, donde cada mes era internada para transfusiones de sangre, análisis y quimioterapias.

El 12 de septiembre de 2014, la niña despertó con un fuerte dolor de estómago que sus padres y hermanos atendieron a media noche. En cuestión de minutos dejó de respirar.

Marifer –como le decían de cariño sus papás- murió a los seis años de edad en la comunidad de La Cantera, en San José Iturbide, al norte del estado, en donde científicos de la UNAM encontraron un pozo con altos niveles de radiactividad.

En La Cantera habitan 500 personas, quienes se abastecen de agua del pozo que fue perforado en las inmediaciones de un antiguo relleno de desechos industriales.

Esos desechos contaminaron el agua con material radiactivo, y su consumo puede ser factor para desarrollar cáncer, reconoció Marcos Adrián Ortega, investigador de la UNAM ante vecinos de la comunidad.

En el caso de Marifer, sus papás procuraban darle agua purificada de garrafón, pero los alimentos eran lavados y elaborados con agua del pozo.

El consumo del agua radiactiva está vinculado con la muerte de Marifer y de otras dos niñas y dos adultos, a causa de leucemia. En total son cinco muertes por ese mal en tres años en una comunidad de apenas 500 habitantes.

Cuatro veces arribade norma

El doctor Gerardo Carrasco Núñez, director del Centro de Geociencias de la UNAM, confirmó que el agua del pozo de la comunidad no es apta para consumo humano, por los altos niveles de radiactividad.

El pasado 25 de noviembre, el académico de la UNAM entregó a los habitantes de La Cantera los resultados de un estudio que realizó el laboratorio Grupo Microanálisis, acreditado y avalado por el Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares, en el que se comprueba que los niveles de radioactividad del pozo son hasta 4 veces el máximo nivel permitido por la norma de salud 127SSA1.

El límite máximo permitido por la norma es de 0.56 unidades de radiactividad por litro, y en el poblado de La Cantera el nivel encontrado fue de 2.3 por litro.

Estos resultados, sin embargo, son refutados por el alcalde de San José Iturbide, César Rodríguez Zarazúa, quien asegura que el agua del pozo contaminado no hace daño.

“Ahorita el Presidente nos ataca porque dice que los estudios que la UNAM nos entregó no sirven, que están equivocados. Yo digo la UNAM no va echar su prestigio para abajo”, dijo Nelly Baeza Trejo, presidenta de ‘Mayoje Angelitos Guerrero, AC’, una agrupación creada para buscar justicia por las niñas fallecidas por cáncer en La Cantera.

Más casos

Nelly Baeza advirtió que es urgente que se prohíba consumir agua del pozo contaminado, porque hay más daños a la salud de la población, en particular de los niños.

“Mi hija recién nacida a los 21 días presentó una hemorragia y los doctores no me daban esperanza de vida, pero gracias a Dios ahorita ya tiene un año y medio. Me comentaron que (su enfermedad) podía haber sido porque la bañaba con el agua contaminada”.

Añadió que 29 de los 32 niños del preescolar de la comunidad tienen su dentadura muy dañada, y odontólogos de la UNAM que los han revisado vinculan este problema al consumo del agua con radiactividad.

Además, la activista mencionó que otros médicos realizaron un diagnóstico a los 32 niños, y uno de ellos resultó con anemia y otros salieron bajos en plaquetas.

‘Es el agua’

A Araceli Medina Muñiz, mamá de Marifer, le duele hablar de su hija.

Escueta en sus respuestas, reconoció que los doctores le informaron que la muerte de la niña podría estar relacionada con el agua del pozo de La Cantera.

“Cuando estaba en el Seguro con mi niña, se nos dijo que ya era el tercer caso de niñas con cáncer aquí de la comunidad. Nos dicen que es el agua. Yo no desearía que a más familias les pasara esto”, dijo mientras se limpiaba las lágrimas.

Expresó su respaldo a la asociación Mayoje, porque ha trabajado para informar a los habitantes de La Cantera del riesgo de consumir el agua contaminada.

“¡Cómo no salió antes la asociación y a lo mejor mi hija todavía estuviera viva! Ya fueron tres niñas muertas, pero también hay adultos que murieron”.

Eric Francisco, hermano de Marifer, recordó que la niña era muy alegre incluso mientras estuvo enferma.

“Se la pasaba jugando aquí en la casa a los trastecitos, a la muñecas, la bici o en los columpios”.

Se organizan

Hace poco más de un año nació la asociación Mayoje Angelitos Guerreros AC, en conmemoración a las niñas María Fernanda, Yoselín y Jessica, quienes fallecieron por leucemia en La Cantera.

Nelly Baeza Trejo, presidenta de Mayoje, explicó que la asociación busca informar a la población del riesgo de consumir el agua contaminada, además de exigir la intervención de las autoridades.

“La muerte de la última niña Fernanda López nos inspiró mucho para hacer la asociación”.

Aseguró que por tres años los habitantes de La Cantera solicitaron a las autoridades municipales hacer análisis de la calidad del agua, pero no hubo respuesta.

Ante esta negativa, voltearon a pedir ayuda al campus Juriquilla de la UNAM, que en menos de 15 días les dieron una respuesta favorable.

“Nosotros no éramos químicos, éramos ignorantes, escuchamos hablar de la UNAM y del doctor Adrián Ortega que es de San José Iturbide, lo buscamos y bendito sea Dios llegó la ayuda, nos respondieron en 15 días y al Gobierno duramos 3 años pidiendo ayuda”.

Bloqueo de autoridades

Relató que el anterior Alcalde, Filiberto López Plaza, se negaba incluso a dar permiso a que los investigadores de la UNAM tomaran las pruebas de agua del pozo.

“El día que nos metimos al Cabildo, el (entonces) presidente Filiberto nos dijo ténganos paciencia. ¿Más paciencia de tres años? ¿Qué confianza quiere que le tengamos? ¿Que se sigan muriendo más niñas y adultos?

“Duramos tres meses peleándole al Presidente para que nos diera acceso al pozo, decía que el agua estaba bien, que podíamos hacer mal uso de la información, nos pusieron trabas”.

Con llegada de la nueva administración municipal, los problemas no terminaron.

El actual alcalde César Rodríguez Zarazúa se niega a reconocer que el agua del pozo está contaminada, y ha desacreditado públicamente los estudios entregados por la UNAM, que demuestran altos niveles de radiactividad del agua de La Cantera.

Para refutar a la UNAM, el Alcalde presentó los resultados de los análisis de agua que mandó hacer su administración, que sostienen que el agua sí es apta para el consumo humano.

AM cuestionó al Alcalde del por qué los resultados que entregó no estaban sellados ni membretados por la Comisión Nacional del Agua y respondió que los imprimió de un correo que le enviaron de la dependencia.

TESTIMONIO

‘Que ya descansen en paz’

Elizabeth, mamá de Yoselín, otra de las niñas que falleció por cáncer, declaró a AM que está cansada de lo vivido desde la muerte de su hija.

“Todo mundo cree que fue el agua (la causante de la muerte), yo tengo más hijos, pueda ser que sí o pueda ser que no, por lo mientras nosotros no estamos consumiendo el agua para nada”.

Platicó que una parte de la comunidad La Cantera acusa a los padres de familias que han perdido a sus hijas de ser los causantes de que se esté interrumpiendo el suministro de agua.

“Yo quisiera que ellas (las niñas) descansaran ya en paz, porque para mí es revivir el dolor de todo eso. Incluso todo el mundo nos señala a nosotros que hemos sido los afectados, que somos los que andamos haciendo todo ese escándalo, nos dejaron dos días sin agua porque se clausuró el pozo y toda la gente se nos queda viendo y diciendo que es nuestra culpa”.

Pidió respeto para las familias que han perdido alguno de sus familiares y dijo que se mantiene al margen de la situación, hasta que no se haya concluido la investigación de la calidad del agua que tiene el pozo de La Cantera.

“Yo a mi niña la tenía en el Hospital del Niño y la Mujer y veía que cada ocho días se detectaba un niño con cáncer de huesos o con tumores. Yo no quiero pensar nada, pero dicen que puede ser por el uso del cloro que son químicos que pueden dañar a los niños y que les bajan mucho las defensas. Nos tocó a nosotros, pero aún no sabemos que pasó”.

Jesús García

am.com.mx/leon/local/vinculan-muertes-a-agua-radiactiva-246419.html