CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Crece rechazo a toda forma de incineración de residuos sólidos

El Frente de Comunidades contra la Incineración de Residuos Sólidos Urbanos subraya que falta de sensibilidad ante los posibles impactos a la salud comunitaria y ambiental

La Valorización Energética de los Residuos Urbanos, tema principal del Foro Internacional de Valorización Energética de Residuos Urbanos, a través de la exposición de experiencias y estrategias que tienen que ver con otras latitudes, así como premisas elaboradas de manera inconsulta y planteadas como verdades absolutas, privó como un plan de negocios, y no como una materia de discusión en el marco de la generación participativa de políticas públicas enfocadas a la preservación del medio ambiente y la salud de la población.

“Es lamentable que una Agencia de Cooperación sea capaz de tal nivel de intervencionismo en la discusión y elaboración de propuestas para un tema de interés ciudadano como el de los residuos, y financie un espacio de negocios irreflexivo e irresponsable en torno a los residuos”, sostuvo el Frente de Comunidades Contra la Incineración organismo con representatividad en una decena de estados de la República Mexicana.

El Foro que tuvo como sede la ciudad de México, se ha convertido en una ventana por donde se ha asomado más el interés de las autoridades del país por justificar su incapacidad y desconocimiento del tema ambiental en la gestión de residuos.

De acuerdo con el Frente, la presencia de funcionarios de ínfimo nivel y de desangeladas y escurridizas intervenciones durante el Foro solo muestra la indiferencia del Estado Mexicano al tema del tratamiento de los RSU en nuestras ciudades. Prueba de ello son las contradictorias declaraciones de unos y otros.

Las reacciones tienen que ver con lo dicho por un representante de la Secretaría de Energía quien indicó que actualmente se producen 900 gigawatts anuales a través de residuos y la meta es que se puedan generar hasta 2 mil 142 gigawatts en el 2018.

A su vez Carlos Sánchez, director de Fomento Ambiental de SEMARNAT reconoció que México desaprovecha sus residuos al reciclar menos del 10 por ciento de la basura en el País. La pregunta es: ¿Qué destino quiere darle México a sus residuos entonces?

El Frente de Comunidades plantea que la venta de este proyecto de valorización energética, como otros de igual enfoque, debe sujetarse a una planeación y compromisos expresos de la autoridad ambiental de nuestro país, a generar políticas públicas que incidan principalmente en la Educación Ambiental y manejo responsable, honesto y democrático de los programas relacionados con el cuidado y mejoramiento de nuestro medio ambiente.

El cabildeo que la Agencia de Cooperación Alemana está haciendo con distintas corporaciones dedicadas a los tratamientos térmicos es evidente; especialmente cuando una de las necesidades expresadas por todos los ponentes en este foro es la reforma a las leyes existentes para así poder poner en marcha proyectos “Waste to Energy” sin tantas trabas por parte de la legislación mexicana.

El embajador de Alemania en México, Viktor Elbling afirmó que la idea es contribuir a crear nuevas ideas para ayudar a construir un camino de transición hacia la economía verde y un desarrollo sustentable sin embargo, el Frente ve que mientras Alemania reflexiona respecto de cómo aumentar las tasas de reciclaje y recuperación de sus residuos (registra una de las más altas tasas en Europa, con una detención brusca entre 2006 y 2010 producto del fortalecimiento de la incineración), aun así promueven las formas más insustentables de manejo en los países donde supuestamente esperan aportar a la sustentabilidad.

Ante dicho panorama el Frente de Comunidades contra la Incineración manifiesta su preocupación por la falta de sensibilidad ante los posibles impactos a la salud comunitaria y ambiental; así como la ausencia del principio precautorio, pues el foro se queda solo en lo técnico desasociándolo de los posibles impactos socio-ambientales ampliamente documentados.

Los ejemplos recientes del manejo irracional, ventajoso y obscuro de la basura se dan en los estados de Hidalgo y Puebla y pretendidamente en el Estado de Morelos, donde se exhiben a gobiernos y empresas cementeras como Holcim y Fortaleza así como otras más proclives al negocio, que a la salud de los mexicanos con quienes conviven diariamente prueba de ello fue la total ausencia de presentaciones relativas a los efectos e impactos ambientales sobre la SALUD de los mexicanos, pues esas reflexiones estorban al negocio y a las prácticas infames de la corrupción y la impunidad.

Por lo tanto el Frente de Comunidades exige al Estado Mexicano un comprometerse a plenitud para generar la normatividad necesaria que haga permisible realmente la operación de las plantas cementeras existentes, cuya operación actual se alienta desde las complicidad oficial, con reglas laxas, supervisión y vigilancia nula y un mar de cochupos y dádivas disfrazadas de apoyos a programas inocuos e irrelevantes en las comunidades que colindan con ellas.

En este mismo sentido, el Frente expresa su total rechazo a la incineración en hornos cementeros, dice no a la ampliación de las cementeras existentes pues eso significa más contaminación en las comunidades

“Ni una cementera más, ni un proyecto de incineración disfrazado de procesos térmicos y valorización energética”.

www.redfinancieramx.mx/index.php/nacional/politica/item/21969-crece-rechazo-a-toda-forma-de-incineracion-de-residuos-solidos