CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Asesinan a otro defensor de Coyotepec; lo encuentran en depósito de agua potable

ALDABI OLVERA

(Ciudad de México).- José Ignacio Cervantes Ángeles de 47 años, era uno de los integrantes de la Administración del Agua Potable Autónoma que los pobladores de Coyotepec —municipio ubicado en el norte del Estado de México— mantienen para defenderse de los intentos de “municipalización” del agua desde el 2013. Su cuerpo fue encontrado en uno de los depósitos de agua potable de la comunidad, con heridas provocadas por arma blanca, mismos que defendió durante dos años.

“El señor era parte fundamental de la estructura operativa del sistema autónomo y el depósito donde fue encontrado es parte del sistema de agua potable”, indica Antonio Lara, del Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero. Indicó también, en entrevista telefónica que la carpeta de investigación sobre el asesinato de Cervantes todavía no arroja resultados; sólo se sabe que su cuerpo fue encontrado con 18 heridas provocadas por arma blanca.

“El movimiento de Coyotepec, en diálogo permanente con la familia del asesinado, define que no se tienen los elementos suficientes para señalar categóricamente a algún probable responsable, pero exige a las autoridades del Estado de México dar con los responsables del asesinato”, dijo Antonio, quien ha acompañado continuamente el proceso de defensa del agua de este municipio mexiquense.

Enero y febrero fueron meses álgidos para la defensa del agua de este pueblo, que sufrió incursiones de granaderos y grupos priístas en sus pozos comunitarios. Ante este ataque, Antonio detalla: “Coyotepec no vacila reivindicando el derecho del pueblo a administrar su propia agua”.

La población de Coyotepec construyó sus pozos de agua en faenas. El presidente municipal priista, Alfredo Anguiano, intenta municipaliz el agua para que las decisiones sobre el líquido no sean tomadas en comunidad y pueda ser distribuido a las “Ciudades Bicentenario” (Zumpango, Huehuetoca, Jilotepec, Atlacomulco y Almoloya de Juárez)

Coyotepec ha vivido diversos momentos de represión desde el 9 de junio del 2012, cuando alrededor 200 agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) atacaron al pueblo con gases lacrimógenos y palos.

El movimiento “Nueve de junio” lleva ya dos muertos. El 12 de junio del 2014, un joven apareció muerto en Tula, Hidalgo. En ese entonces, la familia no quiso denunciar y pidió no hacer público su nombre. El día 1 de julio de ese mismo año fue asesinado el joven Alfredo Cruz.

En octubre del 2014 la Comisión Federal de Electricidad (CFE) interrumpió el servicio eléctrico de las bombas que extraen el agua de los pozos comunitarios. Apenas en marzo los coyotepenses obtuvieron la reconexión por parte de un juez federal que les otorgó su derecho humano al agua.

El asesinato de Cervantes Ángeles se da una semana antes de que se realice un Foro Regional Simultáneo en Coyotepec con los pueblos otomís de Magú y Huitzizilapan, así como un cuarto foro en Ciudad Nezahualcóyotl con miras a iniciar una “Caravana del Fuego de la Digna Resistencia en el Estado de México”.

www.masde131.com/2015/04/asesinan-a-otro-defensor-de-coyotepec-lo-encuentran-en-deposito-de-agua-potable/