Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

La persecución y arresto de Paty Aguilar (Nayarit)

Foto: Contralínea.net

Gerardo Sandoval Ortíz / Contralínea.net

CONTEXTOS

El 31 de marzo, la periodista Patricia Aguilar Romano acudió a la Fiscalía General del Estado de Nayarit, en calidad de “víctima potencial”, denunció una serie de hechos que consideró delictivos e involucró al propio fiscal Petronilo Díaz Ponce. Incluyó la identidad y apodo de los enlaces, del lado del gobierno y del bando de los malosos, osadía que pareció indignar a los altos funcionarios de la Fiscalía y al gobernador Antonio Echevarría.

Paty Aguilar deducía ser víctima de una persecución orquestada desde las más altas esferas del gobierno estatal, incluyendo al ejecutivo, Echevarría García después de que haber presumido ser “encubridores de una banda de secuestradores, extorsionadores y asesinos”.

Aunque desde antes mantenía sus escaramuzas con piezas de primer nivel del gobierno estatal, todo a raíz de agrios señalamientos en su disertación frente al presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador el viernes 12 de julio del año pasado, fue a partir de la carpeta judicial del martes 31 de marzo, cuando se evidenció ser acosada.

Poco antes de la media noche de este martes 11 de agosto, una media docena de unidades y varias decenas de elementos municipales y estatales la apresaron. Apenas le dieron tiempo para vestirse y llevarla a la capital de Nayarit para presentarle ante un juez oral. Por curioso que parezca, comparecerá ante subordinados de quienes señaló en marzo y a ellos deberá responder por acusaciones de ellos haber cometido despojo (de tierras). Los agentes judiciales también apresaron a uno de los dos escoltas de la periodista.

Es el conflicto de la colonia Emiliano Zapata en San Clemente de la Lima, en Bahía de Banderas, que en poco más de un año pasado arroja un saldo negro, levantados y desaparecidos, líderes vecinales encarcelados, y ahora le tocó el turno a la periodista Paty Aguilar.

Hasta aquella mañanera del viernes 12 de julio en Tepic, el litigio por la posesión de las tierras donde surgió el asentamiento irregular de San Clemente de la Lima, había sido un problema local y despreocupaba a las autoridades locales y estatales. Patricia Aguilar se encargó de darle difusión nacional y atrajo la atención. La periodista pidió a López Orador prestarle atención al conflicto, por lo menos ordena la investigación de la desaparición del joven Alexander Vladimir López Rodríguez. Del hecho, están atrás agentes de la Fiscalía. El fiscal Petronilo Díaz Ponce y el gobernador se sintieron aludidos.

Del conflicto vecinal ya hemos escritos en diversas ocasiones. Dos grupos se disputan ser los legales propietarios, por un lado José Eleno Encarnación Arias y Juan José “Juanche” Hernández Peña, y por el otro, la familia de Ignacio López Vázquez, el padre de Alexander Vladimir. Cada grupo ha sido capaz de constituir su propia junta vecinal. Los primeros, Eleno y “Juanché”, tienen de su lado a las autoridades los López fueron ayudados por el ex fiscal, Edgar Veytia, hasta antes de ser encarcelado en Estados Unidos. Por lo menos de eso se acusan unos a otros.

En septiembre del 2018, encarcelaron al abogado Ignacio López Vázquez, meses después de haber entrado en diferencias con su “asociado”, Eleno Encarnación. En enero de 2019, ocurrió el extraño “secuestro” de la esposa de Nacho López. A los pocos días fue liberada. De esos aciagos días se desprendieron una seria de sucesos, aparecieron videos y testimonios que meses después fueron usados para repartir y reasignar acusaciones judiciales diversas. A los López, que habían acusado a sus enemigos por secuestro, levantón o desaparición de Alexander Vladimir, les reviraron con sendas denuncias. Por descabellada que parezca, una versión incluyó el señalamiento de la madre de haber sido secuestrada por su esposo Nacho López. Fue aquí cuando se revirtieron los papeles. Ya después, desde el gobierno se fabricaría la historia de no haber secuestro ni desaparición de Vladimir, hecho éste último ocurrido en junio.

De mayo del 2019 a mayo de este año, los sucesos se precipitaron y la denuncia del 31 de marzo pasado fue decisiva. El viernes 17 de mayo del 2019, Vladimir regresaba de su entrevista en Tepic con el fiscal Díaz Ponce cuando presuntos agentes estatales lo abordaron en carretera para ya no aparecer. Días antes pudo entrevistarse con López Obrador, entre Mezcales y San Vicente, pidiéndole apoyo para liberar a su padre Nacho López. 8 semanas después se dio “la mañanera” en Tepic.

Paty Aguilar machacó incisivamente hilando el tema del ex regidor, Salvador Macías. Como resultado advirtió el encono en su contra tanto del alcalde de Bahía de Banderas, Jaime Cuevas Tello, como del gobernador, Antonio Echevarría, y también del fiscal Díaz Ponce. Todos unidos en su contra, era demasiado para la periodista, que si bien dispone de protección federal para su seguridad, ha perdido su libertad.

A finales de mayo, poco más de dos meses, se corrió la versión de haberse liberado una orden de aprehensión en contra de la periodista. La amenaza no se confirmó, o se “congeló” temporalmente, pero reaccionó con un amparo. Atribuyó el hecho a fuerzas oscuras del hampa organizada que opera en el sur de Nayarit y tienen respaldo desde la Fiscalía. “Me interesa que lo sepas, por si sufriera un atentado y me quitaran la vida”, confió al autor en una charla ocurrida el viernes 5 de junio. Esa tarde nos obsequió documentación que a su juicio prueban vínculos de presuntos delincuentes con funcionarios estatales.

Nunca ocultó sus temores ser víctima del revanchismo del fiscal. El sábado 29 de mayo, muy temprano, publicó. “Mmhhh, secuestradores, extorsionadores y asesinos andan sueltos y a mí me quieren en la cárcel por denunciarlos? Hace un año esa denuncia no procedió, tengo pruebas plenas y esa gente sigue libre y hoy muy contenta porque la Fiscalía General de Nayarit, hará justicia al meter a Paty Aguilar, a la cárcel…”. Desde mayo, Aguilar Romano modificó conductas habituales y redujo su exposición pública y mediática.

Patricia Aguilar se había convertido en una formidable activista social en Bahía de Banderas de un modo que se enemistó con los gobernantes. Fue aliada de la dirigente vecinal Bárbara Janeth Morales Aceves y se involucró en el conflicto de un modo que sus enemigos acusaron a las dos de ventas fraudulentas de lotes. Ignoramos si hay pruebas contundentes o si la Fiscalía fabricó las evidencias por las que ha sido encarcelada.

La Fiscalía de Petronio Díaz Ponce actúa con privilegios a unos y menosprecio a otros. Las denuncias contra la junta vecinal de Bárbara Janeth Morales se desahogaron con sospechosa celeridad a la cual se identifica pero las acusaciones de su grupo se hallan en los archiveros. La justicia se aplicó a los López y aliados, una justicia salpicada por los grupos gansteriles de la zona.

No, no es buen augurio de haber un gobierno humano y justo en Nayarit. Más bien observamos gobernantes tan intransigentes como intolerantes. Jaime Cuevas tiene aspiraciones de gobernar la entidad pero alentar y promover el encarcelamiento de una periodista lo exhibe como un dictadorzuelo de rancho, enemigo de las libertades, que no merece la menor oportunidad de gobernar el territorio cora. Si su gestión al frente del gobierno de Bahía de Banderas, ha sido cochambrosa no merece la oportunidad de llevar a todo Nayarit su ominoso estilo de gobernar.

Revolcadero

De la aprehensión de la periodista Patricia Aguilar Romano, por cierto natural de Tepic, difundió un comunicado a la opinión pública destacándose haberse ejecutado la orden de aprehensión 113/2020 dentro de la carpeta 202/2020 “por su probable participación en la comisión del delito de despojo de inmuebles cometido en agravio de cuatro personas de identidad reservada esto derivado de un litigio por la posesión de diversos terrenos ubicados en el poblado de San Clemente”.

Nos llama a atención un dato. También encarcelaron a Candelario “N”, el escolta de la periodista asignado “por una autoridad federal”. Los dos fueron puestos a disposición de un juez oral quien habrá de definir en breve su situación legal. Se indica que en el transcurso del día miércoles la Fiscalía realizaría la formal imputación en la audiencia que se celebraría en el Centro Regional de Justicia Penal de Tepic. Se subraya: “A ella se le imputará que retomó el liderazgo de una actividad ilícita de obtención de recursos económicos vendiendo terrenos ajenos, privando de su posesión legítima a particulares para lo cual se valía de la coparticipación de dos elementos que portaban de armas de fuego, mismos que le fueron asignados para su seguridad”.******* Hemos revisado documentos y podemos presumir de haber observado en su contenido poderosas razones que provocaron las virulentas acciones de criminalizar la participación de la periodista Patricia Aguilar Romano en actividades sociales de Bahía de Banderas. Por ejemplo, entre las presuntas pruebas, aporta el nombre de un magistrado que funge como enlace desde la Fiscalía de Petronilo Díaz Ponce.

También ofrece dos nombres con su respectivo apodo, del grupo de la delincuencia organizada. A más de un año, no hay información sobre avances de esta carpeta judicial. “Se quien desapareció a Alexander Vladimir López Vázquez, ya lo di a conocer en la carpeta de investigación pero eso no les interesa porque es destapar la cloaca”, nos confió la periodista encarcelada.****** Ya cuando a Bárbara Janeth Morales la habían detenido y obsequiado cuatro meses de prisión preventiva y se corrió el rumor de su orden de arresto, Paty Aguilar escribió: “Con dignidad y honorabilidad enfrentaremos los juicios en nuestra contra que armaron para desestabilizar la colonia Emiliano Zapata, San Clemente de la Lima, donde colonos oportunistas han sido enfrentados por otros colonos por invadir lotes, por haberlos abandonado y aún que ya habían perdido sus derechos bajo contrato por no pagarlos según establece una cláusula, ahora se llaman despojados cuando la mayoría de colonos están en consenso para reactivar la economía”. Estaba -y lo está- convencida haber hecho una defensa justa y no cometer ningún acto delictivo, agarrar dinero o despojar a nadie de algún lote urbano.

https://contralinea.net/la-persecucion-y-arresto-de-paty-aguilar/