Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Con fotografías de decenas desaparecidos “adornan” árbol de navidad en el zócalo Puebla

Aurelio Fernández / La Jornada de Oriente

Familiares de personas desaparecidas en Puebla colocaron fotografías de las víctimas en un árbol del zócalo de la capital para conmemorar la navidad y recordar a las autoridades poblanas que ellos no podrán regresar a sus casas a abrazar a sus hijos, hermanos, padres o esposos, durante esta época.

“Esto representa este árbol, la esperanza de buscarlos porque los vamos a encontrar (…) también debería representar una afrenta para el Estado, porque sigue estando en deuda con las familias de los desaparecidos; nuestro árbol se quedará hasta el tres de enero, esperamos que en algún momento que pasen –las autoridades–, lo vean, y les de vergüenza y se agachen o por lo menos les llegue un poquito al ego y se pongan a trabar”, expresaron este domingo.

María Luisa Rojas Baroja, vocera del colectivo “Voz de los Desaparecidos”, acusó que Puebla vive una epidemia igual de grave que la del coronavirus, la cual se trata de la desaparición de personas y la impunidad que hay en los casos.

En su intervención, la activista acusó a la administración estatal y a la Fiscalía General del Estado (FGE) de tener una deuda con los cientos de familias de personas que no han podido ser localizadas, al no dar con el paradero de las víctimas.

Con un tono firme pero que a la vez denotaba melancolía, Rojas indicó que, a diferencia de los funcionarios de alto rango en Puebla, las familias de desaparecidos no podrán llegar a su casa en navidad y darle un abrazo a sus seres queridos, pues ya no están y no han sido encontrados.

En ese sentido, hizo un llamado a los integrantes de la FGE así como del gobierno estatal para que cumplan con su labor y puedan regresar a sus casas con la satisfacción de haber dado con el paradero de alguna víctima.

“Nosotros querremos dar un abrazo y nuestros brazos estarán vacíos. No es suficiente lo que hacen, exigimos resultados, queremos recordarles que las investigaciones no son eternas”, comentó.

Acusó que muchas denuncias no se hacen formales debido a que las familias tienen miedo o no tienen recursos económicos suficientes para trasladarse a las agencias del Ministerio Público y para “repartir oficios” que, dijo, es labor de las autoridades pero se les delega a los familiares.

La vocera del colectivo recordó que el Congreso local mantiene archivado un proyecto de Ley de Desapariciones en Puebla, el cual fue elaborado con la ayuda del Instituto Ellacuría de la Universidad Iberoamericana (Ibero), “pero ni así logran abordar el tema” –acotó–.

Recordó que en el transcurso de 2020 fueron encontradas dos fosas clandestinas en el municipio de Quecholac, el cual forma parte del “triángulo rojo” que es una zona de alta incidencia delictiva en el estado, ubicada en la zona centro-oriente, pero refirió que es necesario contar con equipo científico para hacer pruebas periciales y determinar las identidades de los restos humanos encontrados.

La activista también hizo un llamado a quienes pudieron participar en la desaparición de alguna persona para que dé información al respecto, pues indicó que las familias no buscan culpables sino tener a sus seres queridos si están con vida o saber si es que fueron asesinados.

“Nosotros al final del día no buscamos culpables, pretender justicia es un sueño, más grande y más fuerte que el sueño americano, pretender alcanzar la justicia en Puebla, hablamos de una utopía, hablar de impunidad es de lo que más está plagado Puebla. Qué queremos, encontrarlos, solo encontrarlos”, expresó.
https://www.lajornadadeoriente.com.mx/puebla/desaparecidos-adornan-arbol-de-navidad/