Jornadas “SAMIR SOMOS
TODAS Y TODOS”
COMBO POR LA VIDA: DICIEMBRE
DE RESISTENCIA Y REBELDÍA

Denuncian abuso policiaco y golpiza a dos hermanos en Oaxaca; uno murió

Proceso / Pedro Matías.

OAXACA, Oax. (apro).- “¡Ya valió madre!”, le dijo Jacciel a su hermano Diego cuando la policía municipal de San Pablo Huitzo los entregó a un grupo de 12 personas, quienes los golpearon hasta que los creyeron muertos y los arrojaron a un barranco.

Jacciel L. P., sobrevivió. Su hermano Diego L.P., no tuvo la misma suerte y murió.

Así lo denunció el abuelo de los jóvenes, Celestino Paz Cruz, quien acusó a la Fiscalía General de Oaxaca de negligencia, omisión y complicidad porque, a pesar de tener los nombres de quienes entregaron a sus nietos y de los presuntos homicidas, a un mes de lo ocurrido no ha hecho nada. Sólo propició que se fugaran.

Este caso se dio a conocer 24 horas después de la muerte del joven futbolista de 16 años de edad, Alexander Martínez Gómez, quien fue asesinado la noche de este martes 9 de junio en la localidad de Vicente Camalote, municipio de Acatlán de Pérez Figueroa, a manos de la policía municipal.

Celestino Paz denunció que el caso de sus nietos ocurrió el pasado miércoles 6 de mayo en el municipio de San Pablo Huitzo, en el que están directamente involucrados la síndica municipal, Martha Isabel H., así como los policías David H., Abraham F. M., Luis A. y Manuel V.

En un video de 8 minutos y 54 segundos, Jacciel relata desde la detención hasta el momento en el que él y su hermano fueron entregados a sus agresores, quienes los golpearon y arrojaron a un barranco.
Una bicicleta

El caso se derivó por una bicicleta que, según el abuelo de los jóvenes, le pidieron prestada a un vecino y éste los acusó del robo de la misma.

Visiblemente ensangrentado y con el cuerpo lastimado, Jacciel narra a su abuelo:

“Ayer (seis de mayo) saliendo del grupo fui a cenar con un amigo. Eran como las 11 y 10 a más tardar, y me vine de regreso para mi casa porque vivo con mis abuelos. Y me encontré a mi hermano, que fue a comprar una tostada para cenar, y de ahí nos venimos toda la vía. Pero antes de llegar al puente se frena un taxi y se bajaron como seis güeyes con palos”.

Y narra que al gritar “agárrenlos, agárrenlos”, los persiguieron y les pegaron, y luego les dijeron que “ya estuvo”.

“Se suponía que ahí había parado la bronca y nos fuimos a la casa de una tía que vive ahí cerca y junto con su hijo nos encaminaron hacia el puente, donde nos interceptó el taxi”.

Después llegó una patrulla. Un comandante de Huitzo le indicó que estaba acusado de robo. Jacciel le preguntó si había un denunciante y el oficial le dijo: “Eso lo vez hasta allá (en la fiscalía). Es a las buenas o es a las malas”. Y dejó que lo esposaran y se subió junto con su hermano a la patrulla.

Cuando llegaron al municipio, relata, su hermano se puso a llorar. Fue entonces cuando salió la síndica Martha Isabel y le dijo: “Tú ni llores pinche hipócrita”.

El joven le pidió que le dejara comunicarse con su papá, a lo que la síndica se opuso.

Luego llegó la presunta parte acusatoria y se tardaron como media hora en la presidencia municipal.
“Ya los pusieron”

Poco después, se le acercó un policía conocido suyo, quien le dijo: “Carnal, ¿qué crees? Que van para atrás güey. Ya los pusieron”.

Luego se los llevaron de nuevo a una patrulla de Huitzo que los trasladó hacia donde estaba un taxi y 12 chavos personas armadas con palos.

“¡Ya valió madre!, le dije a mi hermano, y los del taxi le dicen a los policías ‘bájenlos’. Los policías nos entregaron a los taxistas. Nos pegaron esposados. Como una hora nos pegaron y la patrulla seguía ahí.

“Luego escucho que avientan a alguien al barranco (y yo) ya no hacía gestos para que dejaran de pegarme. Se movía mi cuerpo solo, me dieron 3 palazos que me hicieron torcerme. Escuché: ‘Ya quítale las esposas’. Nos dieron otros palazos y nos aventaron al barranco”.

El video que circula en redes sociales generó posiciones encontradas porque algunos comentarios señalan que los jóvenes son conocidos como “los chilangos” y están relacionados con algunos robos.

https://twitter.com/realidadoaxaca/status/1271102298178105345/photo/1

Y por otro lado, hay comentarios de que “si son rateros, para eso hay leyes, pero que la policía de un lugar se preste para entregarle a un grupo criminal, como son los taxistas, a dos jóvenes para matarlos, no tiene comparación con una bicicleta robada”.

O definitivamente con estos hechos “quiere decir que en Oaxaca ya podemos hacer uso de la justicia por mano propia, sin restricción alguna”, puntualizaron.

https://www.facebook.com/watch/Wiki-Liks-Oax-316764588990380/

https://www.proceso.com.mx/634039/denuncian-abuso-policiaco-y-golpiza-a-dos-hermanos-en-oaxaca-uno-murio