ENCUENTRO DE REDES
DE APOYO AL CIG
COMPARTE 2018
Y 15º ANIVERSARIO DE LOS CARACOLES

Pese a la Alerta de Violencia de Género, los feminicidios aumentan en Morelos

Jaime Luis Brito / Proceso

CUERNAVACA, Mor. (apro).- Desde que la Secretaría de Gobernación declaró la Alerta de Violencia de Género (AVG) en ocho municipios de la entidad, hace tres años, la cifra de feminicidios, en lugar de disminuir, va en aumento, con un acumulado de 241 casos en ese periodo.

Según la Comisión Independiente de Derechos Humanos de Morelos (CIDHM), del 10 de agosto de 2015 a la misma fecha de 2018, cada 4.5 días ha ocurrido un feminicidio. Antes de esa fecha se reportaba uno cada 8.8 días, por lo que prácticamente aumentó al doble.

De acuerdo con la CIDHM, los niveles de violencia contra las mujeres no han disminuido, dado que las acciones y medidas que se han tomado no responden a la urgencia que el caso amerita.

La organización documentó 122 casos de feminicidio en la entidad de 2000 a 2005. Detalló que sólo en 2000 se reportaron 21 casos y al año siguiente sumaron 28. En 2002 y 2013 disminuyeron a 18 y 10 casos, respectivamente, mientras que en 2004 se contabilizaron 15 y un año después se duplicaron al alcanzar 30.

En 2006, los feminicidios continuaron a la alza, al sumar 37, y al año siguiente la cifra casi se volvió a duplicar con 54 casos. En 2008 se redujo un poco, pero superó la cifra más alta del lustro anterior, llegando a 36. En 2009 se reportaron 37 casos y al cierre de 2010 la cifra se elevó a 47.

En 2011 se superó cualquier expectativa, con 70 casos documentados, y en 2012 se llegó a 92. Un año después la cifra se redujo, pero aun así el número fue alarmante, con 70 feminicidios. En 2014 el reporte fue de 54 casos y 2015 terminó con 57 feminicidios, ya con la AVG vigente.

2016 se convirtió en el año más violento para las mujeres desde el inicio del recuento, con 97 feminicidios documentados. Un año después se redujo la cifra, pero continuó alta, con 74 casos, mientras que del primero de enero al 31 de julio de este año se han contabilizado ya 43 casos.

En total, del primero de enero de 2000 al 31 de julio de 2018 se perpetraron 890 feminicidios en Morelos.

El 10 de agosto de 2015 se declaró la AVG en los municipios de Cuautla, Cuernavaca, Emiliano Zapata, Jiutepec, Puente de Ixtla, Temixco, Xochitepec y Yautepec. La demanda federal era que el gobierno del estado trabajara de manera conjunta con las autoridades de esos municipios, no obstante, organizaciones civiles han asegurado que las medidas no se han cumplido.

De esa fecha al 31 de julio pasado, según la CIDH, se han cometido 241 feminicidios. De agosto a diciembre de 2015 sumaron 27 casos, un año después 97 (el más violento del que se tengan datos), en 2017 se perpetraron 74 casos y en los primeros siete meses de este 2018 se contabilizaron 43. El promedio es que se ha cometido un feminicidio cada 4.5 días.

Los municipios donde más se han registrado feminicidios a lo largo del periodo de documentación (2000 a la fecha) son: Cuernavaca, en primer lugar, seguido de Jiutepec, Temixco, Cuautla, Yautepec, Xochitepec, Puente de Ixtla, Emiliano Zapata, Jojutla y Tepoztlán. En tanto, a partir de la AVG la incidencia mayor ocurre en Cuernavaca, Temixco, Jiutepec, Cuautla, Yautepec, Jojutla, Tlaltizapán y Ayala.

La organización destacó que de los cinco municipios que entregaron reporte de avances, han cumplido entre tres y siete recomendaciones.

En cuanto al balance de las 15 recomendaciones que se hicieron al gobierno de Graco Ramírez, la CIDHM consideró que “ninguna” ha sido cumplida en su totalidad, por lo que la AVG debe continuar vigente.

“Mientras exista feminicidio impune no habrá justificación legal, política y ética por parte de las autoridades para no tomar todas las medidas decretadas en la AVG”, toda vez que uno de sus objetivos es que “se atienda la violencia feminicida y que se preste la atención social y política que se requiere para que las medidas de prevención, atención y sanción, justicia y restitución integral del daño, sean una política pública asumida por el Estado”, derechos que deben estar “vigentes en los hechos y no en las declaraciones”, puntualizó la CIDHM.

En el informe trianual, la organización identificó algunos obstáculos que han evitado la aplicación de políticas públicas para combatir la violencia feminicida, entre ellos un uso no adecuado de recursos públicos para investigar el feminicidio, “ya que aún no hay funcionamiento adecuado del Banco Estatal de Datos sobre hechos de violencia que sufren las mujeres”, e inexistencia de Unidad de Contexto dentro de la Fiscalía General de Justicia, pese a que “se destinaron recursos económicos para su creación sin resultado alguno”.

Como parte de su relatoría, la CIDHM formuló una serie de recomendaciones encaminadas a alcanzar restitución integral del daño, acceso pleno a la justicia y garantías efectivas de no repetición.

(Con información de Gloria Leticia Díaz)
https://www.proceso.com.mx/546788/pese-a-la-alerta-de-violencia-de-genero-los-feminicidios-aumentan-en-morelos