FESTIVAL DE CINE
PUY TA CUXLEJALTIC

A 4 años, pobladores del Río Sonora siguen exigiendo remediación

Alán Aviña/ Uniradio Noticias

Hermosillo.- Al pie de un armatoste en ruinas en Ures, que debería servir como hospital para atender a los afectados por la contaminación, ahí se reunieron habitantes de Ures y Bacanuchi, quienes integran los Comités de Cuenca del Río Sonora.

A días de que se cumplan cuatro años del derrame, que según Panchita Siqueiros “unió al cielo con la tierra”, los habitantes salieron a protestar porque nadie quiere comprar sus productos, no pueden lavar sus verduras con el agua del afluente, sus terruños se están despoblando, y porque las enfermedades continúan.

Panchita, quien vive en San Pedro de Ures, se involucró en el movimiento para exigir la remediación de la contaminación, luego de sufrir un daño moral irreparable, porque tan solo al mencionar que un producto viene del Río Sonora, nadie lo quiere consumir.

“Nos bañamos con agua de la llave, entonces en nosotros está presente si el agua tiene metales pesados, si nos vamos a enfermar, y nadie nos ha hecho un estudio”, dijo.

Roberto Guerrero, de Huépac, quien habló mientras tenía de fondo un mural que resumía el derrame y lo que llamó el “elefante blanco” en que se convirtió la Unidad de Vigilancia Epidemiológica y Ambiental de Sonora (Uveas), dijo que toda la lucha es por los niños, que son el futuro del Río Sonora.

“A mí me salió alto el plomo en la sangre, y el cobre también, yo le digo a mi señora que me venda en el fierro viejo, con esta crisis algo le pueden dar, 90 kilos son muy buenos”, dijo en medio de las risas de los habitantes.

De los más de 20 mil habitantes del Río Sonora, los Comités de Cuenca denunciaron que sólo a 381 la Uveas los ha clasificado como afectados. Desde hace dos años, dijeron, no se atiende a otro nuevo poblador de alguno de los lugares que sufrieron el derrame.

Ramón Miranda, del Comité de Cuenca de Bacanuchi, afirmó que parte de la movilización para resarcir el daño en el Río Sonora, es por la consigna que siempre repetían sus padres y abuelos de cuidar su tierra, su hogar y a su familia.

“De la naturaleza dependen muchísimas cosas, nuestras actividades, dependemos del Río Sonora, yo soy comerciante, pero afecta a la economía, afecta al agricultor, al ganadero y obviamente a todas las personas de los pueblos”, contó.

http://www.uniradionoticias.com/noticias/sonora/534058/a-4-anos-pobladores-del-rio-sonora-siguen-exigiendo-remediacion.html