Aguas de Rosarito monta circo para defender a Kiko ante señalamientos por venta de agua a EE.UU. (Baja California)

Óscar Tafoya

Ante las pruebas de las negociaciones para vender agua de la planta desalinizadora de Rosarito a California, empleados de Aguas de Rosarito (de NSC Agua) trataron de negar toda la información que ha sido presentada a la opinión pública e impulsaron un circo mediático para defender a Kiko Vega.

Como era obvio, después de la descobijada, tuvieron que salir Milton Rubio, director de relaciones públicas de la empresa, y Rubén Sánchez, director del proyecto hídrico, en un atentado a la inteligencia de los ciudadanos de Baja California, comentado que ni se vende agua, ni hay relación con funcionarios estatales ni habrá deuda para el Estado. Esta declaración llamó la atención ya que las negociaciones para importar agua en San Diego van muy avanzadas, incluso, está el permiso que otorgó el Departamento de Estado de Estados Unidos al Distrito de Agua de Otay, para iniciar con el proyecto del acueducto que suministrará de agua a esa región, recordando que el costo de la obra se estima en 30 millones de dólares.

Los representantes que estuvieron en una rueda de prensa en Mexicali podrán decir lo que quieran, pues la realidad es que si de planeación se trata, Estado Unidos es metódico en la elaboración de sus planes y no van a echar andar un proyecto de esas magnitudes sin tener el tema de concretado.

Por cierto, después de ser exhibidos tanto los empresarios, como Kiko Vega, ambas partes han dicho que no se puede vender agua porque es un tema federal, como efectivamente lo es, empero están trabajando en concretar esa detalle para poder exportar el agua de Rosarito, mientras que en Estados Unidos las complicaciones que podían atorar el negocio ya se resolvieron en mayo.
Sobre el tema de los funcionarios, no se trata de parentesco con gente de la empresa, lo fundamental es el hecho de que empleados de Kiko se hayan reunido durante los últimos cuatro años con representantes de San Diego para tratar de comprometer algo que no les corresponde, el agua. Y peor aún, es la práctica de hacer las negociaciones por debajo de la mesa engañando a los bajacalifornianos y buscando heredarles una de deuda de 66 mil 294 millones de pesos.

Sobre el endeudamiento, los representantes de Aguas de Rosario de plano no se midieron al decir que no se comprometerán las finanzas, cuando los 66 mil 294 millones que se les pretenden dar por casi cuatro años, es una condición para garantizar la operación de la planta desalinizadora en los próximos 37 años.

Ante esto nuevamente se confirma que hay que estar al pendiente de las personas que ocupan un silla en el Congreso del Estado, pues fieles a sus intereses, están esperando el momento para subir al pleno el dictamen 95 que empeñaría el dinero de los bajacalifornianos con la empresa NSC Agua.

http://monitoreconomico.org/noticias/2017/nov/10/aguas-de-rosarito-monta-circo-para-defender-a-kiko-ante-senalamientos-por-venta-de-agua-a-eeuu/