Aunque fueron clausurados, operan de manera normal los 3 ranchos agrícolas

Elías Medina P.

La Paz, Baja California Sur.- Los ranchos agrícolas clausurados por la Profepa en la Reserva de la Biósfera de Vizcaíno están trabajando de manera normal, y aunque el comunicado de prensa emitido el pasado miércoles por esa dependencia federal citaba que fueron 3 los predios clausurados de la Reserva de la Biósfera El Vizcaíno por no contar con autorización para Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales y por realizar obras y actividades dentro del Área Natural Protegida, el delegado de la Profepa, Saúl Colin, aclaró ayer que la clausura fue “para evitar que aumente la superficie de cambio de uso de suelo”.

Fuentes consultadas por El Sudcaliforniano señalan que luego de la diligencia de los inspectores de la Profepa y la clausura de los ranchos, se vivieron horas de incertidumbre entre miles de jornaleros que se ocupan en las dos empresas clausuradas debido al temor de perder el trabajo.

Y es que los predios clausurados por la Profepa son propiedad de dos compañías que se dedican a la siembra y comercialización de hortalizas de exportación, con cultivos en cientos de hectáreas a cielo abierto o en malla sombras, cuya cosecha se lleva a cabo a mano por miles de jornaleros agrícolas, casi todos provenientes del sureste del país.

Incluso, al conocer la noticia de la clausura algunos jornaleros se ofrecieron para replantar choyas y cardones en los sitios afectados con tal de no perder su trabajo, ya que de ahí comen sus familias.

Hasta ahora las empresas WPH Internacional y Productora Agrícola Industrial del Noroeste, conocida como Rancho Los Pinos, no han emitido opinión sobre este conflicto.

https://www.elsudcaliforniano.com.mx/bcs/aunque-fueron-clausurados-operan-de-manera-normal-los-3-ranchos-agricolas