CONVERSATORIO
"MIRADAS, ESCUCHAS, PALABRAS: ¿PROHIBIDO PENSAR?"”

Huelga en Calzado Sandak de Tlaxcala cumple 4 años

Tlaxcala, Tlax. A cuatro años de que estalló la huelga en la empresa Calzado Sandak, de Calpulalpan, Tlaxcala, 95 de 210 trabajadores no han aceptado su liquidación -depositada en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) del gobierno del estado-, mientras que los directivos de esta firma ya retiraron la maquinaria de las instalaciones.

Derivado del movimiento de huelga, este año se registraron dos detenciones; una de ellas, de quien fungía como secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de Calzado Sandak (SUTCS), Gustavo Labastida Andriano.

La huelga en esta empresa estalló el 29 de agosto de 2011, según se asienta en el recurso laboral número E.D.H. 81/2011-6 en la JLCA, pero ésta la declaró inexistente, pese a que los trabajadores demostraron que Calzado Sandak –que pertenece a la trasnacional canadiense Bata International– cerró sus puertas de manera unilateral en julio de 2011, cuando, sin juicio de por medio, desconoció el contrato colectivo de trabajo (CCT) y ofreció a los trabajadores que maquilaran la producción en sus domicilios con pagos a destajo y sin prestaciones.

Ante ello, el SUTCS presentó un amparo que le fue concedido por el juez distrito en el estado de Tlaxcala, bajo el expediente 1468/2011.

El 18 de julio de 2011, los obreros encontraron las puertas de la empresa cerradas y desde esa fecha han llevado a cabo varios procesos legales para que les reconozcan sus derechos laborales. Los directivos habían amenazado a los trabajadores con despedirlos y quitarles el CCT, y les ofrecieron que maquilaran en sus domicilios, sin seguridad social ni prestaciones.

Pese a ello, la JLCA de Tlaxcala rechazó en tres ocasiones el emplazamiento a huelga formulado por el SUTCS, alegando “problemas” con la toma de nota que la misma instancia ya les había negado. Pese a las trabas, el 29 de agosto de 2011 estallaron el paro que desconocieron las autoridades con el argumento de que la empresa estaba cerrada al momento de estallar la huelga y, por tanto, no había suspensión de labores.

La autoridad argumentó que conforme al artículo 440 de la Ley Federal del Trabajo, la huelga es la suspensión temporal del trabajo y dado que desde el 18 de julio de 2011, un mes antes, se había cerrado la fábrica, entonces la huelga no es legal. Aunado a ello, la JLCA ordena que los trabajadores reinicien sus labores dentro de las siguientes 24 horas, so pena de ser despedidos sin derecho a indemnización alguna.

De acuerdo con el asesor legal de los trabajadores, Eduardo Díaz Reguera, con el recurso de revisión presentado por Calzado Sandak -al cual el Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito le asignó en número de expediente 659/2011, en sesión del 5 de julio del 2012-, se revocó la sentencia sujeta a revisión y negaron la protección de la justicia federal al sindicato, por lo que la huelga se confirmó como legalmente inexistente.

A su vez, la empresa se ha negado a la reapertura de la planta y la JLCA la ha respaldado con el argumento de que los trabajadores no se presentaron a laborar y por ello se dieron por terminadas las relaciones de trabajo. Esto se confirmó con una resolución que se combate en el recurso de revisión referido.

Díaz Reguera agregó que “en la Junta se encuentra la liquidación de todos los trabajadores, cuestión que no han aceptado los 95 trabajadores que aún continúan en guardia permanente afuera de las instalaciones, por lo que en ningún momento se han tomado las mismas, ni se tiene dominio sobre éstas”.

Sin embargo, Eduardo Díaz repasó el proceso por el cual ha atravesado esta empresa de calzado desde el año 2011, cuando decidió cerrar y cerca de 460 trabajadores solicitaron el emplazamiento a huelga.

Recordó que en agosto de 2012 el Tribunal Colegiado del 28 Circuito ratificó inexistente la huelga, pero al mismo tiempo ordenó a esa firma “reabrir la fuente de trabajo” y a los trabajadores regresar a sus actividades.

Pero –afirmó– la empresa no acató la instrucción y la JLCA “nunca constató el cumplimento”. Por ello, un grupo de empleados decidió permanecer afuera de las instalaciones para vigilar que no sustrajeran maquinaria y mantuvo su postura de no firmar la liquidación, pues “la relación laboral sigue vigente”.

“En enero de 2014 representantes de la firma entraron con lujo de violencia y golpearon a compañeros y compañeras; los denunciamos penalmente y ellos a ocho de nosotros, pero nunca hemos tenido el dominio de las instalaciones”, insistió Eduardo Díaz.

Recordó que la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) giró ocho órdenes de aprehensión en contra de empleados de la empresa Calzado Sandak, por el presunto delito de despojo, por lo que se promovió un amparo contra esta acción, pues aseguró que nunca han tenido dominio del inmueble.

www.jornada.unam.mx/ultimas/2015/09/06/huelga-en-calzado-sandak-de-tlaxcala-cumple-4-anos-6726.html