Liberan a ejidatarios que exigen revisión de contrato con Goldcorp; van a procesarlos

La Jornada

Liberan a ejidatarios que exigen revisión de contrato con Goldcorp; van a procesarlos

Alfredo Valadez Rodríguez
Corresponsal

Martes 12 de mayo de 2015
Zacatecas, Zac.

El juzgado de distrito del municipio de Concepción del Oro liberó ayer a los 10 campesinos del ejido Matamoros, municipio de Melchor Ocampo, a quienes policías estatales detuvieron el jueves pasado sin órdenes de aprehensión y con violencia.

Los ejidatarios impedían la construcción de una subestación eléctrica de la minera Peñasquito, propiedad de la empresa canadiense Goldcorp, en demanda de que se renegocie la adquisición de un predio y el derecho de paso por sus tierras.

Los directivos de la minera presentaron una denuncia por amenazas, despojo y extorsión. Los liberados seguirán sujetos a proceso penal.

Felipe Pinedo Hernández, dirigente de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, que asesora a los ejidatarios, calificó su detención de “levantón institucional”, en el cual están coludidos Goldcorp y el gobierno estatal. Agregó que el ex procurador estatal Francisco Martínez Gallo elaboró la denuncia penal de la minera contra los ejidatarios.

Agregó que la tensión en el ejido Matamoros ha ido en aumento y continúa la toma de instalaciones de la minera Peñasquito para exigir pago justo. No hay ningún trabajo de caminos, perforaciones, exploraciones ni obras hidráulicas, indicó Pinedo Hernández.

Felipe Pinedo aseguró que al día siguiente de la detención de los 10 ejidatarios, el gobernador Miguel Alonso Reyes recibió en sus oficinas a directivos de Goldcorp. ¿Por qué no se reúne con los ejidatarios, a los que debería representar? ¿Por qué se reúne con inversionistas extranjeros que cometen atropellos?, cuestionó.

Este nuevo conflicto entre campesinos y Goldcorp, advirtió Pinedo Hernández, es sólo el inicio de una nueva oleada de conflictos sociales provocados por la sistemática violación a las garantías individuales y a los derechos sociales de los ejidatarios. Hay un conflicto de intereses con la minera Peñasquito, que ha cooptado a funcionarios del gobierno de Zacatecas, de la Procuraduría Agraria y de la Semarnat (Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales), que ahora son sus empleados.

www.jornada.unam.mx/2015/05/12/index.php?section=estados&article=025n2est&partner=rss